El muchacho de 20 años vio que habían salido los números que jugó, pero cuando fue a reclamar el premio, se dieron cuenta que la dueña de la quiniela se los anotó en el Loto. 


Un curioso hecho tuvo lugar en Catamarca, y a la vez causó miedo a los vecinos debido a que un muchacho de 20 años quiso prender fuego un local de quiniela, tras darse cuenta que por un error de la agencia, se perdió de ganar un pozo millonario (cerca de $175.000.000).

El joven apostador vio por televisión que los números que había jugado en el Quini 6 habían salido y cuando fue a reclamar el premio,  se dio con la mala noticia de que la dueña del local le había anotado por error en el Loto. Indignado, comenzó a hacer un escándalo y si bien en un primer momento prometieron subsanar la equivocación, ante la resolución negativa, se enardeció más.

Debido a la locura y violencia de los actos, los vecinos llamaron a la policía que llegó hasta el lugar y pudo detener a tiempo al sujeto, que había rociado el local con liquido inflamable y también se lo tiro a él mismo. Los efectivos llegaron justo a tiempo antes de que encienda el fósforo que tenía en su poder. 

El individuo quedó detenido y fue puesto a disposición de la Fiscalía de Instrucción Nº2, a cargo de Mauricio Navarro Foressi, indicó El Esquiú.




Comentarios