La obra social solicitó al Ministerio de Hacienda que intime a los deudores a pagar la totalidad del descuento que se debe realizar a los empleados.


El director de la Obra Social de los Empleados Públicos (OSEP), Julio Cabur, indicó que desde que entró en vigencia el “mal llamado” aporte solidario, los municipios de la Provincia adeudan casi cien millones de pesos a la entidad que conduce.

El aporte solidario entró en vigencia en julio del 2018, producto del Convenio Fiscal Municipal firmado entre la Provincia y los municipios en marzo de ese mismo año. En virtud de este acuerdo, el 4,5% que se descuenta a los empleados públicos ya no se lo realiza sobre el sueldo remunerativo, sino sobre la totalidad, es decir, sobre los valores que los trabajadores cobran en negro.

Por este motivo, Cabur asegura que está mal hablar de aporte solidario sino que se trata de un “aporte adeudado”, ya que siempre se debería haber realizado el descuento de acuerdo a la totalidad del sueldo de los empleados y no de una parte de sus haberes.

En este sentido, el director de OSEP sostuvo a LA UNION que algunos municipios no estaría cumpliendo con la ley, lo que le genera una pérdida millonaria a la obra social. “Al día de hoy, hay municipios y entidades que todavía no aportan lo que corresponde. Puedo decir que desde julio de 2018 al día de la fecha hay 90 millones de pesos de faltante de aportes porque hay municipios y otras entidades que todavía no aportan lo que corresponde y dice la ley”, indicó Cabur.

Consultado respecto de las medidas que tomó OSEP para percibir estos millonarios fondos, el funcionario indicó que “ya se hizo la presentación en el Ministerio de Hacienda para que intime a dichas entidades”.





Comentarios