Este verano, un importante temporal  provocó daños en varias localidades del Valle de Punilla. La creciente arrastró y destrozó viviendas, dejó calles rotas, alumbrados caídos y comercios que tuvieron que volver a empezar.

Pero las consecuencias de este episodio todavía la padecen varios vecinos. La Estafeta Online, relató el caso de un joven de 20 años oriundo de La Falda, quien contrajo Covid y al ver empeorar su cuadro de salud, tuvo que cruzar un sector del Río Grande de Punilla caminando, para ser trasladado a un centro de salud, ya que la ambulancia no podía acceder hasta su domicilio.

A la vivienda del muchacho, la cual está ubicada sobre la costanera del barrio Molino de Oro, se llega a través del segundo vado que comunica ese sector, el cual fue destruido por el temporal y el cual todavía sigue intransitable para los vehículos.

Un vado intransitable en La Falda.La Estafeta Online

El relato de Lautaro

“Fui positivo de Covid y quedé en aislamiento. Al primer día estaba más o menos, pero al tercer día se me cerró el pecho y no podía respirar, así que el médico me mandó la ambulancia. Pasaron dos horas y me llaman para decirme que la ambulancia me estaba esperando del otro lado del vado, por lo que tuve que cruzar el río por el agua para que me trasladen”, relató Lautaro Llanos al medio.

“Me atendieron en el hospital y a la vuelta les indiqué por donde estaba el camino para llegar a mi casa. Me dijeron que se ubicaban pero no querían entrar porque el vehículo es muy bajo y la calle está en mal estado, así que me dejaron en el mismo lugar y volví a cruzar por el agua para entrar a mi casa. Es más, hace poco una señora que venía a visitar unos vecinos quiso cruzar por el río pensando que estaba bajo, se cayó y la tuvimos que sacar”, indicó.

Y agregó: ”La mayoría de los vecinos tienen los autos parados en las casas. Tenemos un vecino en silla de ruedas que lo llevan empujando hasta El Dominador porque los remises no quieren bajar y te buscan ahí. Cuando llueve no podes salir, quedamos totalmente aislados, la única opción es un sendero por el canal fluvial”.

La respuesta del municipio de La Falda

Según informó La Estafeta Online,  la Municipalidad de La Falda avanzó con los arreglos en el Complejo 7 Cascadas, la pileta del Morecabo e incluso aprobó la cesión de terrenos para reubicar a familias afectadas, sin embargo, el arreglo del segundo vado en Molino de Oro continúa pendiente.

Asimismo, el secretario de Obras Públicas de La Falda, Damián Olmos, dialogó con La Estafeta y señaló que ya se encuentra diseñado un proyecto para la construcción de un paso peatonal, aunque aún no está definido el formato que tendrá la vía vehicular. “El lunes mandaremos a retocar la calle y a mitad de semana nos reuniremos con el ingeniero para definir la estructura del puente”, aseguró.