Más allá de los clásicos, el Valle de Punilla despliega una variedad de paisajes deslumbrantes, ideales para pasar unas tranquilas vacaciones. Entre ellas se destaca la localidad de Bialet Massé.

A todos sus atractivos naturales, este lugar tiene un plus: la feria de artesanos que permanece abierta todo el verano.

Pero eso no es todo. Porque a unos ocho kilómetros del área urbana se ubica en un hermoso balneario natural para refugiarse del calor: la cascada del arroyo Mallín. El agua cae en un pozo que invita a un buen chapuzón o simplemente a sentarse en la orilla y mojarse los pies.

Para llegar, hay que subir por la calle Del Campillo a unos cinco kilómetros al Mirador del Lago. Una vez que se esté en la gruta Rosa Mística, habrá que dejar el auto por la zona, caminar hasta la esquina, doblar a la izquierda y hacer unas cinco cuadras más. El camino hasta el lugar es de tierra, y allí hay parrillas y una hermosa arboleda que da sombra. Como en el lugar no hay proveedurías, es necesario llevar todo lo que se precise para pasar el día.

ATRACTIVOS. Otros atractivos naturales son los Labios del Indio (más conocidos como "Las Loreras" o "Barrancas Coloradas"), unos cerros que debido a la erosión de las aguas del río Cosquín parecen cortados con cuchillos; y el balneario municipal, que está a unos 200 metros del centro comercial de la localidad y cuenta con todos los servicios.

Además, durante las tardes de enero y febrero, junto al predio del Horno Histórico, se suma un interesante paseo para toda la familia: el Paseo de los Artesanos, que desde las 20 horas se complementa con shows de circo, acrobacias, magia, malabares y mucho más.

CÓMO LLEGAR. Bialet Massé está a unos 56 kilómetros de la ciudad de Córdoba e invita a aprovechar la tranquilidad de sus paisajes. Se puede ir directo por la Ruta Nacional Nº 20 hasta la Ruta Provincial E55 que conduce hasta esta Comuna. También se puede llegar en colectivo, con los buses del Grupo Sarmiento, a 150 pesos el pasaje.

* Foto Bruno Figueroa