Mediante un reciente comunicado, desde Unión de los Trabajadores de la Salud de la Provincia de Córdoba (UTS), manifestaron públicamente su repudio tras el accionar del Ministerio de Salud "en connivencia con la Dirección de nuestro querido Hospital Domingo Funes, en relación a la desvinculación laboral del Licenciado en enfermería Pablo Mercado y al enfermero profesional Facundo Paredes que se desempeñaban en UTI COVID adultos del Hospital Domingo Funes", comienza diciendo el escrito difundido en las últimas horas y anticipando una "Asamblea Hospitalaria y de la Comunidad" pautada para este miércoles 4 de noviembre en las instalaciones del Hospital, en Santa María de Punilla.

"Consideramos que esto no es más que otro intento de callar a quienes solicitan condiciones que no pongan en riesgo la seguridad del paciente y del personal", comienzan diciendo.

"La salud dice basta", paro y caravana pautada para el próximo 10 de noviembre por la tarde.

Explicando además, la compleja y difícil situación que se encuentra atravesando uno de los profesionales despedidos, el Lic. Pablo Mercado, a quien lo describen como "víctima del pluriempleo" no solamente para subsistir, sino que también para "poder afrontar, además, el tratamiento y cuidados de su hijo con leucemia y su esposa embarazada". Y esto sin dejar de mencionar que el enfermero (también despedido) Facundo Paredes, "hace 18 meses trabajaba como monotributista", señalaron desde el gremio.

"Despedir a dos trabajadores esenciales con formación en terapia intensiva es un hecho de suma gravedad que pone en riesgo la atención medica de toda la población de Punilla y Cruz del Eje", continúan.

Y añaden: "Estas son las respuestas de este gobierno, con la complicidad de los directivos de los hospitales, para amedrentarnos; y en afán de lograr su cometido, perjudica también al equipo de salud, sobre todo, en nuestra Institución donde el recurso humano escasea", denunciando además, "la violación del decreto presidencial 624/2020 que prohíbe despidos y suspensiones en plena vigencia".

Y todo esto sin dejar de mencionar lo que califican como "atropellos", tras un reciente y repentino traslado del cirujano Dr. Jorja Marcelo al Hospital Transito Cáceres, mencionando también, "la suspensión ilegal del Obstetra Dr. Araya Fernando y Pediatra Dr. Gómez Ariel en un claro contexto de persecución sindical", afirman mediante el escrito difundido en las páginas oficiales del UTS en redes sociales.

No element of type reference found.

Asimismo, detallan una serie de reivindicaciones en cuanto a "condiciones laborales dignas", acceso a paritarias, un básico de 50 mil pesos; el rechazo al acuerdo firmado por el SEP del 9% de aumento hasta febrero 2021. Y entre otras, piden la "reinstalación inmediata de los compañeros perseguidos políticamente", y también, solicitando formalmente "la renuncia de los directivos" del Hospital Domingo Funes.

Foto de portada: imagen ilustrativa.