El municipio de Carlos Paz, junto a otras localidades de Punilla y Córdoba Capital, solicitaron el uso austero de agua potable, ante la gran sequía que atraviesa la región.


Ante una de las sequías más extremas de los últimos 65 años, el Gobierno de Carlos Paz, a través de la Secretaría de Desarrollo Urbano Ambiental, informaron que se declaró la “Alerta Roja” para el servicio de agua potable. La emergencia hídrica implica que el agua potable es solo para consumo humano y limpieza.

Esta medida fue tomada debido a la disminución de caudales, la escasez de precipitaciones y el aumento del consumo. Localidades vecinas, del departamental Punilla y Córdoba Capital, también recomendaron a la población, preservar y cuidar la utilización de agua potable, haciendo un uso medido y evitando derroches.

Por lo tanto, mientras dure la Emergencia Hídrica, se incrementarán los controles de inspectoría, labrándose las actas correspondientes ante el derroche de este recurso. Se prohíbe el riego de parques y jardines, el llenado de piletas, el lavado de veredas y patios y de autos.




Comentarios