A poco más de un año del homicidio del docente jubilado de 58 años y exdirector de una escuela en Tierra del Fuego, Daniel Eduardo Arrieta, encontrado en el interior de su vivienda del barrio Solares de las Ensenadas de Villa Carlos Paz con signos de haber sido golpeado en la cabeza de manera violenta y hallado por su propia esposa, Sandra Marina Buffa de 47 años, y que tras una investigación inicial, resultó imputada acusada del homicidio de su propio esposo, la causa fue elevada a juicio.

En las últimas horas, se conoció que la fiscal Jorgelina Gómez terminó la investigación y envió a juicio a Buffa, una docente nacida en Bell Ville, quien deberá ser juzgada como la supuesta autora del homicidio calificado por el vínculo y por la alevosía.

Daniel Arrieta y Sandra Buffa (Foto: archivo / Facebook Sandra Buffa).

Según La Voz, los detalles de la investigación arrojaron que la víctima fue brutalmente golpeada, al parecer, con un tronco "mientras que se encontraba indefensa bajo efectos de distintos calmantes -como ketamina- y que fueron mezcladas con alcohol", señaló el medio cordobés.

En cuanto a Buffa, su abogado defensor Santiago Acuña, reclamó ciertas irregularidades manteniendo un fuerte enfrentamiento con la fiscal a cargo, por lo que hasta solicitó su apartamiento, aduciendo que no pudo defender a su cliente en medio de la cuarentena. Sin embargo, la funcionaria fue ratificada en la causa por un Juez de Control.

Po otra parte, la defensa de la acusada insiste en que se deben investigar a otras mujeres que según se conoció a raíz de la investigación, solían frecuentar la vivienda familiar.

El posible móvil del crimen

Arrieta y Buffa decidieron mudarse de Ushuaia a Villa Carlos Paz en el 2018. Según la línea investigativa, la pareja habría mantenido una "relación abierta", es decir, que se permitían relaciones extramatrimoniales. Hecho que según la fiscal, habría derivado en problemas personales y de convivencia, e incluso, en conflictos financieros.

Desde el comienzo de la investigación, Sandra Buffa insiste en su inocencia, alegando que podría haber sido cualquier otra persona que haya ingresado a la casa mientras ella dormía, ya que el hombre fue encontrado en el patio del domicilio por la mujer en horas de la mañana, según ella, luego de desayunar.

Cabe destacar que en caso de que Buffa resulte condenada tras el juicio, la pena es de prisión perpetua.

Foto de portada: archivo.