Una joven murió y tres jóvenes resultaron heridos tras ser embestidos en la colectora de la autopista Córdoba - Villa Carlos Paz en septiembre de 2019. Se apelaría la resolución.


En la fatídica madrugada del domingo 29 de septiembre de 2019, un grupo de amigos caminaba a la vera de la colectora que une la ciudad de Villa Carlos Paz con Córdoba, a la altura de San Nicolás, rumbo a sus respectivos hogares tras participar de una fiesta de casamiento, cuando no vieron el auto que en plena oscuridad, comenzó a zigzaguear para luego embestirlos de lleno y darse rápidamente a la fuga​.

Faltaban minutos para las cinco de la mañana, cuando en segundos, todo dio un giro irreparable, ya no había vuelta atrás, los cuatro jóvenes fueron atropellados, pero Sofía Alejandra Díaz de tan sólo 17 años, fue quien lamentablemente falleció a las pocas horas.

Tras una inmediata investigación, y gracias al registro captado por las cámaras de seguridad, los investigadores judiciales y policiales pudieron identificar al conductor del vehículo, un remisero llamado Daniel Eugenio Rodriguez Yalis, de 46 años, quien finalmente fue localizado y capturado en su domicilio en la localidad de Malagueño, cerca del lugar donde protagonizó la tragedia.

El remisero detenido en su casa en Malagueño. (Foto: Policía / archivo).

En el allanamiento, encontraron el auto, un Chevrolet Classic color gris, al cual ya le habían quitado el parabrisas completamente destrozado tras el impacto. Y desde ese día, el remisero fue trasladado a la cárcel de donde nunca más volvió a salir.

Recién en abril de este año, el acusado fue llevado a juicio por “homicidio simple con dolo eventual”, una figura penal muy grave en el marco de siniestros viales, aplicada por el Fiscal de Carlos Paz, Ricardo Mazzuchi, y que prevé una pena de ocho a 25 años de cárcel.

A la hora de justificar la elevación a juicio bajo esa figura penal, el funcionario expresó que el automovilista circulaba a alta velocidad, iba de noche, regresaba de un boliche, y habló de que manejó “sin frenar, embistió a los jóvenes, dándose raudamente a la fuga sin socorrer a los transeúntes”, resaltó el Fiscal, sin dejar de mencionar el accionar del remisero posterior al accidente fatal.

Así encontraron el vehículo en el domicilio del imputado. (Foto: gentileza La Voz).

Por su parte, el abogado defensor del acusado, Santiago Acuña, se opuso a la elevación a juicio bajo esa figura legal, alegando que “el remisero se asustó y se fue a su casa por el temor de lo que había sucedido. Y se estaba por entregar pero la Policía llegó antes”, explicó el letrado.

Según lo aportado por La Voz, la causa pasó al Juez de Control de los Tribunales de la ciudad de Villa Carlos Paz, Daniel Strasorier, ante el cual pidió el sobreseimiento de su defendido, expresando además, que “los jóvenes iban caminando por un lugar prohibido, y asegurando que el remisero no iba ni fuerte ni alcoholizado y que se encontró con los peatones de golpe y en la oscuridad”, destacó el medio cordobés.

Por ende, y ante el pedido de sobreseimiento, Acuña requirió que se disminuyera la acusación de homicidio simple por dolo eventual a un “homicidio culposo”, figura penal que se centra en la negligencia e imprudencia del acusado, y que la pena oscila entre tres y seis años de prisión.

La decisión del Juez 

“Tras analizar el caso y las distintas doctrinas, le dio la razón al defensor”, destacaron en La Voz. Entendiendo que el remisero deberá responder por homicidio culposo agravado por el uso de vehículo automotor.

Sin embargo, dispuso que permaneciera alojado en la cárcel de Bouwer. “El imputado actuó con alto grado de imprudencia, con extrema inobservancia de las normas que debía cumplir al mando de un rodado (…), atentando así contra la vida e integridad física de los jóvenes que circulaban circunstancialmente por el lugar”, sostuvo el Juez en su resolución, añadiendo que hubo “desprecio” hacia las víctimas.

Tras esta reciente resolución, el Fiscal Mazzuchi la analizará para determinar si la apela o la avala.

Por su parte, el abogado Carlos Nayi, quien representa como querellante a la familia de la víctima fatal, dijo: “Lo sucedido con ese remisero es un caso de manual de homicidio simple con dolo eventual. Ese automovilista tuvo representación del peligro, pero aún así siguió adelante, Tuvo desprecio por la vida”, destacó Nayi, expresándose en contra de la resolución del Juez.




Comentarios