Alumnos y vecinos marcharon en rechazo del préstamo de un sector del edificio Universitario C.R.E.S. que destinarían a una escuela privada.


La movilización fue organizada por el centro de estudiantes de la Universidad C.R.E.S. de Villa Dolores, con el fin de ser oídos en su reclamo: que no se ceda parte de su edificio al Instituto Secundario Cerro Azul.

La marcha se llevó a cabo por las calles de Villa Dolores, desde el centro de la capital hasta el municipio local, en rechazo del préstamo sin cargo de un sector del edificio universitario a una institución educativa de índole privado.

Una nutrida cantidad de jóvenes estudiantes y vecinos de la ciudad, se dieron cita durante la tarde de este miércoles 3 de julio con carteles y pancartas en mano, megáfono y cánticos alusivos para pedir por un reclamo que para ellos les es necesario proteger.

Protesta de jóvenes estudiantes en Villa Dolores

“Defendemos la Universidad Pública porque es un derecho, no un servicio, no un bien transable y nunca un privilegio”, decían los estudiantes mientras transitaban por las arterias céntricas.

A lo que agregaban: “Es importante decir que es un derecho individual, es el derecho que tienen todos los ciudadanos de acceder, de estudiar, de aprender y de recibirse en la Universidad, pero también es un derecho colectivo, un derecho del pueblo”, enfatizaban con sumo énfasis.

“Educación pública, inclusiva y de calidad, siempre”, ”Defendamos la única Universidad Pública de Traslasierra” ó “La educación es un derecho no un privilegio”, son algunas de las frases que se pudieron leer durante la convocatoria, con carteles desplegados y diseñados por los propios Autoconvocados.

Protesta de jóvenes estudiantes en Villa Dolores

El Instituto Secundario Cerro Azul, es la institución privada que solicitó se le habilitara parte del establecimiento público del Centro Regional de Educación Superior, el único centro universitario de Villa Dolores, más conocido como el “C.R.E.S”, y tras ese petitorio, los estudiantes manifestaron su inmediato desacuerdo con la medida.

Lo cierto es, que el conflicto está iniciado y hay estudiantes que solicitan ser escuchados mientras otros esperan el espacio solicitado para continuar con su labor educativa.






Comentarios