Claudio Rímolo, el taxista que atacó a un conductor el viernes pasado en Villa Urquiza, fue imputado por daños y lesiones tras negarse a declarar ante el fiscal Norberto Brotto y cumplirá prisión preventiva domiciliaria monitoreado a través de una tobillera.

​Rímolo, de 38 años, llegó esta mañana a la fiscalía número 2 de Núñez acompañado por su abogado Martín Castillo y esquivó las preguntas de los periodistas con empujones y manotazos.

"Haciendo uso de su derecho, se negó a declarar", dijo el letrado al salir de la fiscalía, y agregó que el imputado lo hizo por el "estado de conmoción" que atraviesa.

La justicia dispuso que Rímolo debe cumplir con prisión preventiva debido a sus antecedentes: robo, resistencia a la autoridad, uso de armas y hurto, y que el arresto será domiciliario por el estado de salud de su esposa, quien tiene problemas cardíacos.

Mientras tanto, el gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires suspendió el lunes de manera preventivamente la licencia del taxista.

Reviví el video del ataque de furia de Rímolo contra otro conductor: