Los acusan de realizar servicios adicionales en supermercados chinos mientras estaban de servicio.


El jefe de la Policía Comunal de Miramar y cuatro efectivos más fueron desplazados de la fuerza luego de una investigación a cargo de la Auditoria General de Asuntos Internos (AGAI) del ministerio de Seguridad bonaerense en la que se comprobó que hacían trabajos adicionales mientras estaban en servicio.

Los uniformados desafectados fueron: el jefe de la Policía Comunal de Miramar, comisario inspector Federico Ezequiel Heredia; el jefe de la Estación Policía Comunal, subcomisario Carlos Javier Capur; el jefe de calle de la Estación de Policía Comunal, oficial inspector Cena; otro efectivo del servicio de calle oficial subayudante Sueldo y la jefa de la oficina de administración de la Estación de Policía Comunal, oficial inspector Verónica Cáceres.

El hecho se comenzó a investigar a raíz de una denuncia que ingresó por la línea 0800 de la AGAI en la que se informó que los policías en cuestión realizaban una cobertura de servicios adicionales en tres supermercados chinos, mientras se encontraban de servicio.

Después de recabar las pruebas y declaraciones testimoniales de efectivos sobre cómo se hacía la maniobra, las autoridades procedieron a desafectar a los implicados.

Según indica la investigación, los efectivos encargados de otorgar las horas de Policía Adicional –POLAD– se las daban a efectivos que se encontraban de servicio cuando, en realidad, debían dárselas a quienes estaban de franco.






Comentarios