Hay tres nombres que picaron en punta, pero dos generan mayor consenso entre los intendentes. La única duda es el factor "Massa".


El peronismo bonaerense cerró filas con una idea: no irá a una primaria para elegir a sus candidatos y este saldrá por consenso entre todas las facciones que forman parte del “gran frente” anunciado semanas atrás.

Así lo confirmaron a Vía País fuentes del PJ Bonaerense, del kirchnerismo y hasta del Movimiento Proyecto Sur que lidera el senador Fernando Pino Solanas, que recientemente se sumó a este frente opositor.

El frente viene sumando aliados, como por ejemplo Victoria Donda (Somos), Julio Zamora (Frente Renovador) y Emilio Pérsico (Movimiento Evita). Todos abonan la idea de que la unidad es la llave para poder enfrentar a la postulante de Cambiemos, María Eugenia Vidal.

En el PJ venían midiendo a distintos eventuales postulantes y fueron depurando alternativas sobre la base de esos sondeos: Ya midieron a Verónica Magario, Martín Insaurralde, Juan Patricio Mussi, Fernando Espinoza y Axel Kicillof.

La denominada “liga de intendentes” se inclina por Magario o Espinoza, dado que son dirigentes con dominio político en el distrito de La Matanza, donde se encuentra el quinto electorado del país después de Buenos Aires, Capital Federal, Córdoba y Mendoza.

En el kirchnerismo más radicalizado, en cambio, apuestan por una candidatura de Kicillof. El principal promotor del economista es el ex jefe de Gabinete Alberto Fernández, hoy muy cercano a Cristina Kirchner.

No obstante, en el Instituto Patria, el búnker de la ex presidenta, entienden que Kicillof no remonta en las encuestas y que los votos de la senadora no son transferibles al economista. Esto lo ha reconocido Fernández en público.

En el Congreso del PJ Bonaerense que se realizó en La Matanza el 21 de febrero se dio este espíritu que por ahora es controversial puertas adentro, aunque todos coinciden en que se llegará a un consenso y no habrá primarias.

Allí quedó expuesto que habían picado en punta Magario, Espinoza y Kicillof. Esto es así –explican ahora en el PJ bonaerense- porque de las cinco firmas necesarias (según el estatuto), cuatro claramente optarán por uno de ellos.

El propio Espinoza, Wado De Pedro, Jorge Landau y Gustavo Menéndez. Las aspiraciones de Insaurralde quedaron atrás con el único eventual apoyo de Fernando Gray, que completa el quinteto que autorizará la nominación.

En medio de las deliberaciones subterráneas que están avanzando entre el peronismo más tradicional y el kirchnerismo –con sus nuevos aliados- las únicas dudas están en torno qué hará Sergio Massa, el jefe del Frente Renovador.

Massa, hoy en Alternativa Federal, mantiene en pie su precandidatura presidencial. Pero en el peronismo bonaerense no descartan que pueda bajar a la provincia. Mientras, el de Tigre, habla con todos y no cierra puertas.

Las dudas en torno a Massa es que no cuenta con estructura propia ni intendentes aliados para encarar una candidatura a gobernador en soledad. Por ello, tampoco es una preocupación y lo siguen invitando a sumarse al espacio.

Gray, intendente de Esteban Echeverría y presidente del PJ bonarense ya puso plazos: reveló que las candidaturas de esta coalición se definirán “en marzo”.






Comentarios