El hecho ocurrió en un colectivo de la línea 159, a la altura de Quilmes. El delincuente, tras la golpiza, le robó a otro pasajero.


Una mujer que viajaba en un colectivo de la línea 159, a la altura de Quilmes, se percató de que un ladrón estaba intentando arrebatarle el celular y lo golpeó.

El chofer del colectivo advirtió la situación, cerró la puerta de la unidad para evitar que el delincuente se escapara y la víctima se encargó de darle una golpiza. El ladrón, en plena ira de la pasajera, le pidió perdón y que por favor lo soltaran.

No obstante, el hombre que había sido golpeado y escrachado, posteriormente, aprovechó el descuido de otro pasajero, a quien le robó el celular y se escapó por la ventana del colectivo.

Según informaron los pasajeros que presenciaron el momento, una vez que la mujer fue a sentarse para continuar el viaje, el asaltante abrió la ventana disimuladamente y antes de bajarse de la formación le robó el celular a otra persona.

“El chofer puso el colectivo fuera de servicio y no dejó bajar a nadie por las puertas de atrás. La mujer se lastimó la mano de tanto pegarle. El delincuente pidió perdón, prometió no volver a robar y dijo que necesitaba robar por sus hijos. La señora se cansó de golpearlo y se sentó“, declararon testigos del hecho a Crónica, que difundió el material, y además agregaron que más tarde “salió corriendo como una rata. La mujer que lo golpeó dentro del colectivo bajó para perseguirlo pero no lo alcanzó”.






Comentarios