Según el Ministerio de Economía y Finanzas porteño, la inflación interanual se elevó a 45,5%.


La inflación de diciembre en la Ciudad de Buenos Aires se ubicó en 2,4%, por lo que la interanual se elevó a 45,5%, lo que implica una merma de 1,3 puntos porcentuales respecto de la interanual de octubre, según los datos oficiales del Ministerio de Economía y Finanzas porteño.

“La desaceleración de la trayectoria interanual del Ipcba respondió principalmente al comportamiento de la división vivienda, agua, electricidad y otros combustibles,que redujo su ritmo de suba hasta 45,1% i.a. (-13,8 p.p. respecto del mes previo)”, indicó el informe.

Precisó que “esta dinámica se explicó en parte por un efecto de base de comparación, al haber impactado en diciembre del 2017 los ajustes en las tarifas residenciales de gas por red y de electricidad”.

Salud, vivienda, agua, electricidad y otros combustibles, restaurantes y hoteles, alimentos y bebidas no alcohólicas y transporte, en conjunto representaron el 73,5% del alza del nivel general del índice.

(EFE/Juan Ignacio Roncoroni)

Salud subió 5,7% e incidió en 0,48 puntos porcentuales, debido a los aumentos de las cuotas de medicina prepaga y “en menor medida en los precios de los medicamentos”.

Vivienda, agua, electricidad y otros combustibles promediaron un incremento de 2% y contribuyó con 0,37 puntos porcentuales a la variación mensual del Ipcba; mientras que restaurantes y hoteles se elevó 4,1% y tuvo una incidencia de 0,35 puntos porcentuales.

Alimentos y bebidas no alcohólicas aumentó 1,9%, aportando 0,32 puntos porcentuales a la evolución mensual de los precios al consumidor.

Dentro de este rubro, la leche, productos lácteos y huevos aumentaron 4,1%; pan y cereales, 2,8%; aguas minerales, bebidas gaseosas y jugos 3,3%, y carnes y derivados 1,4%.

El único grupo que registró una caída con respecto al mes anterior fue verduras, tubérculos y legumbres, con una merma del 5,8%.

Transporte promedió un alza de 1,8%, en diciembre pasado, con una incidencia de 0,23 puntos porcentuales, debido al aumento en los valores de los automóviles, al ajuste en la tarifa de taxi y “en menor medida, a los incrementos en el precio del gas natural comprimido y de los pasajes de ómnibus de larga distancia”.

Este rubro también acusó el impacto del aumento del viaje en subte y por el contrario la “caída en los precios de las naftas contribuyó a aminorar la suba de esta división”.






Comentarios