La víctima de 36 años fue asfixiada y carbonizada en un dúplex de Ezeiza. La había entregado su empleada doméstica.


Tres hombres y una mujer fueron detenidos por la policía acusados de haber asesinado a un hombre de 36 años luego de que fuera al encuentro de esta banda para reclamarle el dinero que le habían robado, proveniente de la venta de un vehículo.

La víctima fue torturada, asfixiada con bolsas y, posteriormente, carbonizada en una cama, en la localidad bonaerense de Ezeiza. La mujer apresada era su empleada doméstica que, según versiones policiales, fue quien “entregó” al hombre a los delincuentes.

Según los voceros del departamento judicial de Lomas de Zamora, la víctima se llamaba Gustavo Ezequiel García Ibáñez. El macabro hallazgo se produjo el pasado 31 de diciembre, a raíz del incendio de un dúplex situado en Santiago Derqui al 1200. Allí la policía encontró al cadáver carbonizado y en estado de putrefacción que se encontraba sobre una cama con una bolsa en la cabeza.

Varios vecinos lograron ver a una joven fugarse del inmueble en una motocicleta, patente 881 DZQ, que la policía de la comisaría 1° de Ezeiza determinó que era propiedad del fallecido. Luego, se comprobó que la mujer era Aldana Rosario, de 18 años, que trabajaba como empleada doméstica de la víctima.

Según la investigación, Rosario habría “vendido” a su patrón después de que éste recibiera dinero por la venta de un vehículo. Tiempo después, García Ibáñez comenzó a sospechar de lo ocurrido y rastreó a los delincuentes para reclamarles el botín que le habían robado. Éstos lo estaban esperando, le tendieron una emboscada y lo asesinaron.

Según trascendió, los delincuentes primero intentaron descuartizar al hombre, pero como no pudieron huyeron del duplex. Tiempo después regresaron y lo prendieron fuego.

La policía realizó un allanamiento en el domicilio de García Ibáñez, ubicado en Belelli al 1300, en Banfield, en el cual incautaron documentación, una motocicleta, varias bolsas de nilon que eran similares a las utilizadas para matar al hombre, prendas de vestir ensangrentadas, 2 filosos cuchillos y algunos caños de metal.

Los detenidos

Los tres delincuentes hombres fueron detenidos en Ciudad Evita. Entre ellos estaba la expareja de la joven, Enzo Fabián, de 19 años, que se escondía en una finca instalada en Las Rosas al 600. Los otros dos criminales eran hermanos, Ignacio Rodrigo, de 22 años, detenido en Las Amapolas al 100, y Leandro Ariel, de 20, capturado en la calle.

Por su parte, la mujer fue localizada en una casa ubicada en calle 9 al 300, en Las Toninas, en la Costa Atlántica.






Comentarios