Sin embargo, los jóvenes explicaron que fue de manera consentida. Los familiares de los acusados aseguran que "son inocentes".


Dos de los cinco jóvenes acusados de abusar sexualmente a una adolescente de 14 años durante los festejos de Año Nuevo en el camping “El Durazno” de la localidad bonaerense de Miramar admitieron que tuvieron “relaciones sexuales” con la menor, pero afirmaron que “fueron consentidas”. Los otros tres detenidos negaron este miércoles la violación ante la fiscal de la causa, Florencia Salas.

Tras la indagatoria, la fiscal marplatense pidió a la Justicia de Garantías que disponga la detención formal de los cinco sospechosos, quienes, mientras tanto, quedaron alojados en la Unidad Penal 44 de Batán.

Lucas Pitman (21), Emanuel Díaz (23), Tomás Jaime (23), Roberto Costa (21) y Juan Cruz Villalba (23) fueron imputados de “abuso sexual agravado con acceso carnal”. Los acusados podrían recibir una pena de entre 8 y 20 años de prisión.

Las indagatorias terminaron cerca de las 15.45, cuando los cinco acusados fueron retirados custodiados y esposados de los tribunales de Mar del Plata, donde unos 30 familiares gritaban “¡son inocentes!” y “todo va a salir bien” mientras se agolpaban contra las rejas del edificio judicial situado en Tucumán al 2400.

Los familiares de los acusados por violación. (WEB).

“Hay un montón de pericias para hacer. Ahora están a disposición del juez. Yo pedí la detención, nada más”, se limitó a decir a la prensa la fiscal al abandonar los tribunales sin dar precisiones sobre los dichos de los detenidos.

De acuerdo a la reconstrucción del hecho realizada por los investigadores, el episodio sucedió la madrugada del 1 de enero, en pleno festejo de Año Nuevo, en el camping “El Durazno”, situado en el kilómetro 1 de la ruta provincial 11, a 45 kilómetros de Mar del Plata.

Allí se hospedaban la víctima con sus padres, quienes viven en Mar del Plata y habían viajado hasta el vecino balneario para recibir el nuevo año. La joven se alojó en uno de los bungalows del predio, en tanto los cinco marplatenses acusados acamparon en una zona arbolada del camping.

Según las fuentes, los acusados son todos oriundos de Mar del Plata y llegaron al camping el domingo último para pasar unos días. Siempre en base a la acusación, luego del brindis de Año Nuevo la madre de la adolescente se percató de la ausencia de su hija, por lo que salió a buscarla por el camping y la encontró en una carpa junto a los acusados, todos alcoholizados.

Ante esta situación, la mujer llamo al 911 y personal policial llegó al lugar y detuvo a los jóvenes, mientras que la menor y su madre radicaron la denuncia en la comisaría de la Mujer.

Y a pesar del hermetismo en la investigación, se informó que las primeras pericias confirmaron que la adolescente presentaba lesiones en la zona vaginal compatibles con un abuso sexual.






Comentarios