Marcharán desde la Avenida 9 de Julio y San Juan hasta Avenida de Mayo. Y desde allí se dirigirán hacia el Congreso.


El Gobierno aceptó el pedido de las organizaciones sociales para marchar el viernes por la tarde en lo que será la principal protesta contra la cumbre del G20. La misma se desarrollará desde la Avenida 9 de Julio y San Juan hasta Avenida de Mayo para, desde allí, dirigirse hacia el Congreso.

​En un escrito dirigido al Premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel, el secretario de Seguridad Gerardo Milman les pidió a las organizaciones que conforman la denominada Confluencia Fuera G20 FMI que la movilización se desarrolle “sin caras tapadas” y “sin elementos o artefactos que tengan por objeto la violencia”.

Asimismo, les transmitió que, en caso de que haya “situaciones que pongan en riesgo la seguridad de las personas, los bienes públicos y/o privados, las fuerzas de seguridad actuarán de manera inmediata, de acuerdo a la Constitución y las leyes”.

Esta protesta, que arrancará a las 15 desde su punto de convocatoria, en la Avenida 9 de Julio y San Juan, se desarrollará cuando los líderes mundiales se encuentren en plena etapa de deliberaciones en el complejo de Costa Salguero.

El pedido había sido planteado en los encuentros mantenidos en la sede del Servicio de Paz y Justicia (Serpaj), encabezado por Pérez Esquivel, entre el secretario de Seguridad, el director de Violencia Institucional del Ministerio de Seguridad, Daniel Barberis, y representantes de las organizaciones sociales y políticas que conforman la coalición de rechazo al foro que aglutina a países de economías desarrolladas y emergentes.






Comentarios