Son 200 locales de la Ciudad que pasan un programa de control. El objetivo es reducir los casos de esa enfermedad.


Cada año, se registran en Argentina 300 casos de Síndrome Urémico Hemolítico (SUH), convirtiéndolo en el país con la mayor cantidad de casos a nivel mundial. Se trata de una enfermedad que afecta mayormente a niños y ancianos, y es causada por una cepa de la bacteria Escherichia coli, que afecta fundamentalmente al riñón, pero puede tener consecuencias en el sistema nervioso y el aparato gastrointestinal. La mayor preocupación está en que no existe una vacuna para prevenirla, y se registra entre un 2 y un 4 por ciento de casos mortales.

Según informa Clarín, para contrarrestar estos resultados, se creó el primer mapa de carnicerías saludables, donde quedaron asentados los 200 establecimientos de la Ciudad que pasan por un control de mercadería y procesos de trabajo. “Entre 2007 y 2013 se registraron 32 casos originados en el consumo de hamburguesas y 11 casos originados en el consumo de carne picada”, informa el medio. Y detalla: “Las carnicerías lideraban el ranking de lugares en donde se encontraba la bacteria que produce SUH (con 18 casos), seguido de fast food (con 17 casos) y por supermercados (15 casos)”.

En ese contexto, desde 2014, la Agencia Gubernamental de Control en la Ciudad comenzó a trabajar en un proyecto para detectar problemas relacionados con las prácticas de manipulación, en conjunto con el CONICET y el Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA). Se trata del Programa Carnicerías Saludables, un modelo preventivo que tiene el objetivo de determinar si la carne que se comercializa es apta o no. “Es fundamental trabajar en la prevención y este programa nos permite ayudar a los carniceros para adecuar las prácticas y reducir los riesgos de contaminación, que pueden afectar la salud de los vecinos”, explica, consultado por Clarín, Ricardo Pedace, Director Ejecutivo de la AGC.

El proyecto incluye técnicas de última generación y capacitaciones a los carniceros en cuanto a prácticas de higiene. Para este año, ya se incorporaron 49 carnicerías, a las 151 que ya se encontraban certificadas, y hasta el momento no se detectaron muestras con la bacteria.






Comentarios