Rodrigo Osés está aprehendido desde el martes. El juez de Garantías debe resolver su situación procesal.


Rodrigo Osés, el papá de la beba de un año que murió por asfixia e hipertermia tras quedar olvidada en el auto familiar, podría quedar detenido este jueves tras un pedido de la fiscal que debe resolver en las próximas horas un juez de Garantías, según informaron fuentes judiciales.

Osés está aprehendido desde el martes a la tarde cuando la policía concurrió a su domicilio en Ceraso al 1600, en la localidad de Santos Lugares, tras un alerta que realizó el hombre al 911 al encontrar a su hija sin signos vitales dentro del auto.

El hombre, de 38 años, fue sometido este miércoles a pericias psiquiátricas y luego indagado por la titular de la fiscalía 1 de San Martín, Alejandra Alliaud, acusado por el delito de “homicidio culposo”, que prevé penas de entre 3 y 5 años.

Según las fuentes, la fiscal solicitará este mediodía que la aprehensión se transforme en detención para que el hombre, que ya fue notificado del proceso en su contra, permanezca en prisión hasta que finalice la investigación.

Si bien la autopsia no reveló ningún elemento que indique que hubo violencia y que los indicios apuntan a qué se trataría de un hecho negligente, Alliaud encontró alguna contradicciones en la indagatoria del acusado, por lo que avanzaría con el pedido de detención.

Esta tarde Alberto Brizuela, a cargo del juzgado de Garantías 5 del Departamento Judicial de San Martín, porque su titular Nicolás Schiavo se encuentra de licencia, deberá resolver sobre Osés ya que se cumple el plazo de 48 horas para estar aprehendido.






Comentarios