La criatura de un año falleció tras pasar cinco horas adentro de un vehículo completamente cerrado.


Hipertermia y asfixia. Esa fue la razón por la que la beba murió, tras pasar cinco horas olvidada en un auto. En total, estuvo encerrada allí nueve horas, con las ventanillas completamente arriba en un auto que estaba estacionado sobre la vereda, en Ceraso y Avenida La Plata, en Santos Lugares.

Sin embargo, los pediatras se encargaron de aclarar varios puntos al respecto. “Podría haber muerto a la hora”, le dijo a Clarín Eduardo Silvestre, jefe de área en el Hospital Garrahan. Como su nombre lo indica, la hipertermia es lo contrario a la hipotermia. “Se produce cuando la temperatura del cuerpo, que debe ser de entre 36 y 37 grados, se eleva -lo que es equivalente a la fiebre- por la temperatura externa. Eso implica un gasto de energía. Al mantenerse en esos niveles durante mucho tiempo o en menos de una hora si es extrema -como estar al rayo del sol en un auto-, los sistemas corporales empiezan a fallar. La hipertermia se produce justamente porque el cuerpo no puede regular su temperatura. Por ejemplo, se produce una disfunción renal”, detalla el especialista.

En el caso de niños y ancianos, el riesgo es mucho mayor. “Esto es así porque el 75% del peso de un bebé es agua, mientras que en un adulto ese porcentaje es del 40%”, explicó Silvestre y agregó que “el bebé que esté en el auto a temperatura extrema o durante mucho tiempo, comienza a deshidratarse, a transpirar y a respirar de forma agitada. Así, pierde agua mucho más rápido”, aseguró.

En ese sentido, explicó que un bebé no debe quedarse nunca solo en un auto, ni siquiera un instante. De hecho, no puede quedar solo en ningún lado.

Con respecto a la asfixia, todavía se esperan los resultados finales de la autopsia para saber si fue la principal causa de muerte o la secundaria. “Para que el oxígeno se agote, tiene que ser un ambiente absolutamente cerrado, que no es el caso de un auto. Las dos circunstancias, temperatura elevada y disminución de la cantidad de aire en el medio ambiente, se pueden sumar para producir la muerte”, concluyó Silvestre.






Comentarios