Sucedió en Tandil. EL hombre los había denunciado por cometer actos delictivos.


Walter Gómez denunció a ladrones y le salió caro. En venganza, le mataron a su perra y le prendieron fue la casa. 

El hecho ocurrió en Tandil, donde Gómez tiene 39 años hace 16 temporadas que se dedica a cuidar del Instituto Superior de Formación Técnica N° 75, en el predio Sans Souci, a metros de donde se encuentra el majestuoso palacio construido por Ramón Santamarina.

Denunció a ladrones, le mataron a su perrita Shar Pei y prendieron fuego su casa. (Clarín)

Según su versión a la que tuvo acceso Clarín, el casero “ya se acostumbró a echar a los delincuentes que aprovechan la soledad de la zona (las instalaciones suman 63 hectáreas) para refugiarse”.

En venganza por esta actitud, los ladrones le prendieron fuego la vivienda, en la avenida Aeronáutica Argentina al 2800, y le mataron a puñaladas y con un bate a su perra, una cachorra de ocho meses.

Denunció a ladrones, le mataron a su perrita Shar Pei y prendieron fuego su casa. (Clarín)

Fuentes policiales confirmaron a Clarín, que el hecho “se produjo el sábado a la noche, al día siguiente de que Gómez saliera de viaje con su familia para visitar a su suegra”.

Los delincuentes le “robaron un equipo de música, marca Kazz, mataron a la perrita y prendieron fuego la casa”.

Denunció a ladrones, le mataron a su perrita Shar Pei y prendieron fuego su casa. (Clarín)

“Nos quedamos solo con lo puesto. Había comprado muebles y ropa, pero todo quedó destruido por el fuego”, afirmó Gómez.






Comentarios