Kevin dejó su casa en José León Suárez el lunes y su familia nunca más supo de él.


Un adolescente de 13 años se encuentra desaparecido desde hace cuatro días cuando salió de su casa en la localidad bonaerense de José León Suárez, partido de San Martín, y, según denunció hoy su familia, podría haber ido a buscar a su mamá, quien vive en situación de calle. De acuerdo a lo que contó la familia, Kevin dejó su casa el lunes 29 a las 12.30 para ir al colegio pero nunca más supieron de él.

Hasta ahora, sólo tienen una imagen borrosa de la estación de trenes de Pilar donde se lo ve cruzando los molinetes. Ese día, el chico tenía puesto una remera de River roja, jeans y zapatillas tipo botitas negras de la marca Adidas y llevaba la mochila del colegio.

 La última información, dijo su tía Romina en declaraciones a Crónica, la aportó una mujer que aseguró haberlo visto en la terminal de micros de Pilar, ese mismo día a las 20.40, tomando el colectivo 291. Kevin, según contó la tía, le dijo a la mujer que estaba perdido y tenía hambre.

Por eso, la familia pide que la policía bonaerense revise las cámaras de seguridad de las estaciones de tren por donde pudo haber pasado Kevin. La mujer contó que el chico no tiene tarjeta SUBE ni celular ni tampoco usa las redes sociales.

La familia cree que Kevin pudo haber salido para ir a buscar a su mamá, quien vive en situación de calle. Por eso, especulan que pudo haber tomado el tren de José León Suárez a Retiro pero que cuando quiso volver pudo haberse equivocado de ramal.

“El único viaje que conoce es a Retiro pero no sabe que para volver hay varios trenes”, dijo Romina. La abuela de Kevin, Patricia, quien está a su cargo desde que el chico tenía dos años, realizó la denuncia policial el martes 30 de octubre en la comisaría 4 de San Martín.

La causa por la búsqueda de su paradero se encuentra a cargo de la UFI 7, según informó la policía. La mujer contó que Kevin ya se había ido de su casa en otra oportunidad, cuando lo encontró su tío en la estación de Retiro.

“Estamos desesperados. Vení, papito, y contanos si estás bien y después te vas si querés”, dijo Patricia hoy a Crónica. “Si la madre lo tiene, que lo tenga. Yo lo crié de chiquito y lo llevé al médico. Ella se fue cuando el nene tenía dos años y nunca más volvió. Kevin decía que tenía dos mamás, una Andrea, su mamá, y la otra yo”, agregó la mujer.

De acuerdo con el testimonio de la abuela, Kevin había sido abandonado por su mamá cuando tenía dos años, estuvo un tiempo en un instituto y ahora vivía con sus abuelos y cuatro tíos en la parte trasera de la casa. Su papá vive en el frente de la vivienda aunque la mayor parte del tiempo Kevin está en la casa de sus abuelos.

La tía y la abuela reconocieron que los fines de semana el papá “toma con los amigos” pero negaron que fuera alcohólico. En la última audiencia que tuvieron en el juzgado el nene dijo, según la abuela, que “estaba bien y que no le faltaba nada”.

“Si alguien lo tiene, quiero que sepa que estamos sufriendo. Si está con la mamá, que por favor me diga si está con Kevin y yo me quedo tranquila. Si quiere estar con el nene, que lo tenga, yo no tengo nada que decirle a ella porque es la mamá”, aseguró la abuela.






Comentarios