Está ubicado en el exclusivo barrio de Retiro y su creador es el famoso bartender y gastronómico, Tato Giovannoni.


En una esquina del barrio de Retiro se esconde un pequeño local que vende flores, vinos y vinilos. Hasta hace unos años, pasaba como uno más, pero con el correr del tiempo y el poder del boca a boca, los porteños empezaron a contar que, en realidad, en el sótano de ese lugar se ocultaba un hermoso bar, hoy, considerado el mejor de Sudamérica.

Renato Giovannoni (45), o “Tato” como se lo conoce, es el creador del famoso speakeasy, o bar secreto, Florería Atlántico. El gastronómico, que creció en Pinamar, y estudió cine y diseño, es considerado como uno de los bartenders más prestigiosos del país. Después de muchos años en el rubro, hoy se da el lujo de festejar que su hermosa florería ingresó en el puesto 14 en el World’s 50 Best Bars. “Los caminos de mi vida han requerido esfuerzo y tiempo, pero nunca fue fácil levantarme e ir a trabajar. Me ayudó haber sido hijo de dueño y también haber sido empleado”, dijo en una entrevista a diario Clarín.

Tato Giovannoni en el sótano de la Florería Atlántico (David Fernández/Clarín)

Ya pasaron seis años desde que abrió por primera vez Florería Atlántico, un lugar inspirado en la inmigración, concepto que contrasta con su ubicación en la calle Arroyo al 800, uno de las zonas más exclusivas de la Ciudad de Buenos Aires. “Busqué un sótano 10 años. Acá no había bares sótanos”, cuenta a la periodista Adriana Santagati. Y agrega: “Los vecinos estaban enojados porque el bar anterior se había convertido en uno de noche. Conociendo el barrio, pusimos la florería, un chiste. Hoy es un negocio”.

Además del último galardón, el bar ya había sido reconocido cinco veces en el ranking The World’s 50 Best Bars. Primero en el puesto 51, y este año ya en el 14°. Como todo referente de la gastronomía, Giovannoni no se queda quieto, además de la Florería, tiene otros exitosos emprendimientos como Rotisería Atlántico, Chori y Divisadero.






Comentarios