Unas 20 exalumnas apuntaron al encargado de los viajes, que ya fue separado de su cargo. El comunicado de la institución. 


Después de la repercusión que generara el discurso público de unas exalumnas del colegio Nacional Buenos Aires respecto a supuestos acosos que habrían sufrido cuando cursaban, este jueves se conoció salió a la luz una denuncia similar realizada por estudiantes del colegio Dr. Dalmacio Vélez Sarsfield.

Unas 20 exalumnas acusaron al coordinador de los campamentos de estudio por supuesto abuso y acoso sexual. Entre las denunciantes hay una menor que todavía estudia en el instituto. 

Tras la denuncia, el acusado, que había sido contratado por la escuela para coordinar viajes de sus estudiantes a distintos lugares del país, fue separado de su cargo.

Yael Bendel, asesora general tutelar de la ciudad de Buenos Aires, dijo a Télam que entrevistaron a la menor y, después de comprobar que la alumna estaba decidida a realizar la denuncia correspondiente, la asistieron para que pudiera hacerlo ante la Fiscalía de la Ciudad. La primera consecuencia fue la desvinculación del hombre en medio de un viaje a Bariloche. “Luego vendrá la investigación penal”, adelantó Bendel.

En medio de la polémica, la dirigencia del “Fortín” emitió un comunicado para aclarar los hechos conocidos en las últimas horas y poniendo a disposición su “absoluto compromiso para que se investiguen las denuncias y se castigue a quien o quienes sean encontrados responsables”.

Según informó el diario Clarín, todo empezó cuando las denunciantes se presentaron en la Institución “con una carta que recopila situaciones de abuso y acoso perpetradas en todos los casos (…) por el coordinador contratado por el colegio”.

“A nosotros nos decía que su miembro le medía 24 x 6″, confiesa una alumna, que se egresó de la secundaria en 2012, en la carta presentada a la escuela. Otra joven, que terminó de cursar en 2014, sumó su testimonio: “En Misiones una noche me dijo que cuando se fueran todos a dormir, vaya a su cabaña a dormir con él, para estar cómoda en su cama. No fui. No creí que fuera necesario porque era ahí donde se encontraba mi límite”

Y la misma chica agregó: “En un viaje corto en micro dentro del mismo campamento, donde todos dormían, él comenzó a hacerme “caricias” en la cara. Yo lo sentía, tenía los ojos cerrados pero estaba despierta, escuchaba y sentía todo. Esas caricias comenzaron a descender hasta llegar a mis tetas“.

La causa, que llegó a la Justicia el pasado 11 de septiembre, fue caratulada como abuso sexual simple.

El comunicado de Vélez Sarsfield

Ante las denuncias de hechos relacionados con violencia de género ocurridos en viajes de campamento, a cargo de una empresa proveedora del Instituto Educativo Dr. Dalmacio Vélez Sarsfield, los integrantes de la Comisión Directiva del Club Atlético Vélez Sarsfield -como autoridades y máximos responsables de todo lo que acontece en la Institución- queremos expresar públicamente a las víctimas de las situaciones denunciadas, a las familias de la comunidad educativa del Instituto, a nuestros socios y socias, y a la sociedad en su conjunto, nuestro absoluto compromiso para que se investiguen las denuncias y se castigue a quien o quienes sean encontrados responsables de cualquier delito que pueda haberse cometido.

Con este espíritu, la Institución tomó la iniciativa y acompañó a las alumnas y ex alumnas denunciantes desde un primer momento a través del Área de Violencia de Género del Club, y colaboró con la Justicia desde que se tomó conocimiento de los hechos. Asimismo, se separó inmediatamente a la persona involucrada, así como también se discontinuó la contratación de la empresa proveedora de servicios, y se continúa brindando asistencia a las damnificadas y a sus familiares.

En este sentido, contemplando que la causa involucra a alumnas y ex alumnas del colegio, entre ellas, menores de edad, y ante la exposición de datos e información sobre algunas de las jóvenes, nos vemos en la necesidad de exhortar, mediante este comunicado, a que se garantice el cumplimiento de la legislación nacional e internacional vigente en relación a la protección de la privacidad como un derecho de los niños, niñas y adolescentes.

En Argentina, la Ley 26.061 de Protección Integral de los Derechos de los Niños, Niñas y Adolescentes y la Convención de los Derechos del Niño, incorporada a la Constitución Nacional, regulan el manejo de información referida a situaciones en las cuales la exposición de los menores pueda poner en riesgo su bienestar.

La mencionada Ley Nacional establece en su artículo 22 que “se prohíbe exponer, difundir o divulgar datos, informaciones o imágenes que permitan identificar, directa o indirectamente a los sujetos de esta ley, a través de cualquier medio de comunicación o publicación en contra de su voluntad y la de sus padres, representantes legales o responsables, cuando se lesionen su dignidad o la reputación de las niñas, niños y adolescentes o que constituyan injerencias arbitrarias o ilegales en su vida privada o intimidad familiar”.

Por último, es nuestra voluntad reafirmar en esta instancia de comunicación nuestro compromiso con la erradicación de la violencia hacia la mujer en todas sus formas. Es en esta línea que el Club ha creado en abril último, siendo pionero en el deporte argentino, el Área de Violencia de Género para canalizar el trabajo colectivo que permita aportar desde nuestro ámbito institucional al objetivo general de construir una sociedad de plena igualdad entre hombres y mujeres.

Quedamos a disposición para aportar toda la información que esté en nuestras manos y, desde ya, colaborar con el trabajo de la Justicia.

COMISIÓN DIRECTIVA




Comentarios