Las autoridades dicen que no están dadas las condiciones de higiene, mientras que los responsables de la toma niegan esta versión.


Las clases se suspendieron este viernes en la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires. Las autoridades atribuyeron la decisión a que no están dadas las condiciones de higiene y seguridad. El establecimiento se encuentra tomado hace más de tres semanas por agrupaciones de izquierda y estudiantes, en reclamo por el recorte de presupuesto a las universidades.

Los responsables de la toma, por su parte, negaron la versión oficial y aseguraron que los problemas de infraestructura y limpieza son previos al comienzo de la medida de fuerza.

Las salidas de emergencia bloqueadas, acumulación de suciedad y baños inundados son algunos de los puntos que figuran en el informe que, según los directos, elaboró la Secretaría de Hacienda de la Facultad. Además denunciaron que el jueves, tras una clase pública que se dictó en la calle, fueron robadas varias sillas.

La facultad de Ciencias Sociales (UBA) durante una toma (DYN)

“Los problemas de infraestructura son anteriores a la toma. No es verdad que hay salidas bloqueadas con candados”, dijo a TN Juan Diez, delegado del personal no docente de la Facultad.

“Suspendieron las clases por argumentos falsos. Las puertas no están obstruidas, no hay basura y los baños están limpios. Están dadas todas las condiciones para que se dicten clases en el marco de la toma resulta por la asamblea estudiantil”, añadió a su vez Santiago Gándara, secretario general de la Asociación Gremial Docente.

Mientras tanto, alumnos que se mantienen afuera de la toma denunciaron bloqueo de puertas con “barricadas” de bancos y sillas. “Entendemos y apoyamos el reclamo, pero así como está planteado nos perjudica”, dijo Sebastián Cárdenas, vicepresidente del centro de estudiantes.




Comentarios