Ya son cinco los muertos por la bacteria Streptococcus pyogenes y hay hospitales que tienen cuatro horas de demora.


Luego de que Ministerio de Salud de la Cuidad emitiera la alerta epidemiológica por la presencia de Streptococcus pyogenes, las guardias de los hospitales colapsaron. La bacteria ya provocó 5 muertes: cuatro niños y un adulto.

Como mostraron las cámaras de TN, el Hospital Elizalde, donde se atendieron los dos primeros casos fatales, tuvo en la tarde del martes 11 hasta seis horas de demora en atención espontánea. 

Por la gran cantidad de consultas, el Hospital Elizalde anunció hasta 6 horas de demora. Foto: Diego Waldmann.

Según contaban los concurrentes, ante la presencia de fiebre muchos padres decidieron hacer una consulta para descartar la presencia de la bacteria en sus hijos.

Todos somos portadores sanos de esta bacteria y podemos no tener la enfermedad. Es muy común porque es la productora de la angina y es muy contagiosa. Se puede transmitir en un ámbito cerrado”, explicó el otorrinolaringólogo pediátrico Enrique Juan Mansilla en una entrevista con Nelson Castro.

Y, ante los textos irresponsables que circulan por la red con información errónea advirtió que las complicaciones se dan en los casos menos frecuentes. “Puede ir a la sangre y ahí es donde hay problemas serios que pueden ser mortales”, agregó.

Lo importante es que ante la presencia de fiebre alta, dolor de garganta o lesiones en la piel, se haga una consulta inmediata a un médico. Ya que el germen de la bacteria se aloja generalmente en la garganta y en la piel.

No existe una vacuna contra esta bacteria, por lo que si se detecta su presencia, se trata con antibióticos tipo penicilina.

Las guardias colapsaron ante la alerta epidemiológica. Foto: Diego Waldmann.

El sábado 9 la bacteria provocó la muerte de una nena de siete años en Posadas, Misiones. Liliana Arce, jefa de Infectología del Hospital Pediátrico, reveló que hay registro de cinco pacientes pediátricos con este cuadro.

El lunes 10 murieron dos chicos en el Hospital Elizalde. Uno vivía en la ciudad de Buenos Aires y el otro en Avellaneda. A su vez, todavía siguen internados dos de los tres pacientes que estaban en el establecimiento, uno ya fue dado de alta.

Por su parte, Liliana Benegas, directora de Epidemiología de la Provincia de Santa Fe, confirmó la muerte de una nena en Rosario, por una septicemia generalizada causada por esta bacteria.

El último caso que se conoció fue el de un adulto de 38 años en Pergamino. Las autoridades de la Región Sanitaria Cuarta confirmaron que el paciente murió el lunes como consecuencia de esta bacteria, había visitado a su médico de confianza por una angina, uno de los síntomas más comunes para detectar la presencia del virus.

De cara a estos hechos, los especialistas recomiendan “cortarse las uñas, lavarse las manos, si hay lesiones en piel mantenerla lejos de la tierra y no automedicarse, porque puede ser contraproducente”.




Comentarios