La niña murió por una neumonía que derivó en un parocardiorrespiratorio.


La madre de Luana Martina Kruka, la niña de 7 años que murió por la bacteria estreptococo en Posadas el sábado pasado, relató la situación que le tocó vivir y que terminó con el fallecimiento de su hija. “Un día la placa de los pulmones estaba bien y al otro día lleno de líquidos. Se fue mi bebé, estoy rota“, expresó Jéssica Velázquez.

La mamá de 33 años ingresó a Luana en el sanatorio Caminos con un cuadro de fiebre, el pediatra que la atendió descartó que fuera un caso de gripe A y le dio el alta e indicaciones para medicarla con ibuprofeno, reposo y paños fríos en la frente. Sin embargo, al día siguiente la nena volvió a levantar temperatura y la llevó nuevamente a la clínica, los médicos decidieron internarla.

Velázquez contó que su hija se quejaba de dolores en la pierna en la zona de la ingle, gripe con catarro y tos, además de manchas rojas en la pielsus manos y pies se tornaron de color oscuro. Finalmente decidieron derivarla en terapia intensiva por problemas respiratorios. Llegó a toser flema con sangre por lo que tuvieron que realizar una transfusión y entubarla.

“Mami no me dejes”, recordó que le dijo Luana cuando estaban por comenzar el procedimiento. Jéssica la tranquilizó porque tenía “toda la fe del mundo” de que se recuperaría pronto. De acuerdo con el parte médico falleció el sábado por una neumonía que derivó en un paro cardiorrespiratorio. “Tenía incluso mejor semblante después de la transfusión y sus pies y sus manitos tenían mejor color. Ahora no sé qué hacer. Se fue mi bebé. Me siento rota. Esto es algo increíble”, expresó la madre. Según publicó TN.






Comentarios