En la mayoría de los casos las víctimas fueron asesinadas por sus parejas.


Durante el año pasado se incrementaron en 8,9 por ciento los casos de femicidios en la provincia de Buenos Aires, según reveló un informe dado a conocer hoy por la Procuración General, en el marco del Día Internacional de la Mujer.

El relevamiento destacó que en 2017 los femicidios denunciados fueron 98, mientras que en 2016 la cifra había llegado a 90. Y en la mayoría de los casos (62,2 por ciento) las víctimas tenían un vínculo íntimo con sus victimarios, es decir, que las mujeres fueron asesinadas por sus esposos o parejas.

El informe del organismo, que conduce el procurador general Julio Conte Grand, destacó que “a lo largo del año 2017, producto de la tarea de sensibilización, capacitación y mejora de los sistemas operativos que se vienen desarrollando en el ámbito del Ministerio Público Fiscal de la Provincia de Buenos Aires, se ha logrado incrementar la cantidad y la calidad de los datos recabados respecto de los Procesos Penales de Violencia Familiar y de Género”.

Se precisó que la mayoría de las víctimas de femicidios fueron mujeres de entre 21 a 30 años (29,5 por ciento de los casos), seguidas por las de entre 31 a 40 años (22,1 por ciento). En tercer lugar están las mujeres de entre 41 a 50 años (15,8 por ciento) y en cuarto, las de 16 a 20 años (14,7 por ciento).

En tanto, en menor medida fueron víctimas mayores de 60 años (10,5 por ciento) de 11 a 15 años (4,2 por ciento) y menores de 10 años (3,2 por ciento).

El informe también mostró que la mayoría de estos crímenes tuvo lugar dentro de la vivienda de la víctima, que el 29 por ciento fue consumado con un arma de fuego, y que el 34,4 por ciento de los imputados tiene entre 18 y 30 años.

Además, entre otros datos que arrojó, señaló que el 13,1 por ciento de los acusados de estas muertes se suicidó luego de cometer el femicidio, mientras que el 6,4 por ciento de los imputados en estos procesos fueron excarcelados, y el 88,5 tiene prisión preventiva.

A su vez, el informe sostuvo que “La violencia familiar y de género representa una problemática social que tiene lugar en toda la provincia de Buenos Aires y alcanza un porcentaje relevante del 13,8 por ciento de todos los procesos penales iniciados”.





Comentarios