Luis Herrero lo persiguió con el auto y finalmente lo redujo hasta que llegó la policía.


Un exjuez protagonizó una persecución contra un joven ladrón que le había arrebatado el celular a una mujer. En su auto, junto a su esposa, Luis Herrero siguió al delincuente algunas cuadras y finalmente se bajó del coche y lo retuvo hasta que llegó la policía.

Herrero fue conocido como “juez de los jubilados“, por sus fallos en las demandas previsionales contra el Estado nacional. Además fue presidente de la Cámara Federal de la Seguridad Social.

El martes, en Aráoz y Charcas, cuando volvía de almorzar con su mujer, vio un tumulto y escuchó a una mujer, de unos 50 años, gritar: “¡Me robó! ¡Me robó el celular!“, señalando a un joven que escapaba del lugar.

Reaccioné intempestivamente. No tuve miedo y eso es lo que más me sorprende. Era tal la rabia y la impotencia que me decidí a actuar”, dijo Herrero a La Nación.

“Como no podía doblar en Charcas, porque era contramano, seguí hasta Güemes y ahí retomé por Julián Álvarez a toda velocidad; al llegar a Mansilla nos volvimos a cruzar con el ladrón. Aceleré y lo sobrepasé antes de llegar a Salguero”, siguió el relato.

Luego Herrero bajó de su camioneta y enfrentó al ladrón, que según dijo estaba cansado. Durante varias cuadras lo habían perseguido trabajadores de delivery en bicicleta.

“Si bien no sabía si el delincuente estaba armado, me di cuenta de que no tenía intención de pelear. Entonces lo tomé de una de sus manos, lo abracé y lo obligué a sentarse. En ese momento me atendió un joven que trabaja en un quiosco del lugar”, contó el magistrado.

Poco después llegó la policía de la Ciudad y detuvo al joven, que se había robado un celular Samsung S-10, con un costo de alrededor de $70.000, que fue recuperado.


En esta nota:

Policiales


Comentarios