Un chico de 15 años fue golpeado por una patota de hombres y está "en riesgo de vida", dijo su mamá. Hay un solo aprehendido por el hecho.

Joel se encuentra internado en la terapia intensiva del Sanatorio Güemes de la Ciudad de Buenos Aires luego de recibir una feroz golpiza el domingo a la madrugada por parte de una patota de jóvenes, de entre 18 y 35 años.

El chico que fue atacado (Web)

"Mi hijo está mal pero está vivo, al menos lo importante es que está vivo", sostuvo Jésica, su mamá.

Fuentes del Ministerio de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires aseguraron a Télam que "el aprehendido por la agresión del joven en Wilde tiene 17 años", a pesar de que la madre de Joel indicó que "eran siete" las personas detenidas por la agresión a su hijo.

El ataque ocurrió el sábado por la noche en la localidad bonaerense de Wilde, cuando Joel estaba junto a varios amigos en la puerta de la casa de uno de ellos cuando se acercó una patota integrada por, al menos, siete personas.

"Llegaron con palos, botellas y piedras. Los chicos salieron corriendo para un lado y Joel quedó solo, y fue ahí cuando comenzaron a golpearlo", relató Fernanda, tía del menor.

Y continúo: "Mi sobrino pudo escapar pero a las dos cuadras, en Yapeyú y Helguera, lo agarraron y lo volvieron a golpear".

Según explicó la tía, por la tarde Joel fue a jugar a la pelota con los amigos a una plaza y habían discutido con otro grupo de jóvenes.

"Fue una pelea pequeña, pero uno de los jóvenes les dijo: 'vamos a volver'", aseguró.

La causa está caratulada como "tentativa de homicidio" e interviene el Juzgado de Responsabilidad Penal Juvenil Nro. 6 a cargo de Daniel Collado, del Departamento de Judicial de Lomas de Zamora.