Los gremios UTE y Ademys también protestan para que se adelante la ejecución de la cláusula gatillo. La medida de fuerza es por 24 horas.


Los docentes porteños nucleados en la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) y Ademys realizan un paro de 24 horas, en reclamo de que se  adelante la discusión paritaria.

“Este año nos dieron 29% de aumento y la inflación proyectada está en el 50%. Perdemos 21 puntos de salario en la jurisdicción más rica del país“, sostuvo el líder UTE, Eduardo López, en conversación con radio El Destape.

“Un maestro que arranca cobra $25.000 y la línea de pobreza está en $35.000 en la ciudad de Buenos Aires. Somos todos pobres“, agregó.

El reclamo de los gremios es “la reapertura de discusión salarial para atender el reclamo de adelantamiento de la cláusula gatillo, prevista para febrero ante la brutal inflación”.

Según sostuvo el gremio, el Gobierno porteño “agregó una provocación en la última semana que atenta contra los concursos de carrera docente y viola el Estatuto que regula la profesión“.

“En medio del calendario de actos públicos para el ascenso, traslado e ingreso a la docencia, los funcionarios de la Comisión del Registro y Evaluación de Antecedentes Profesionales (COREAP), modificaron en el caso del Área Primaria el orden de los listados docentes para acceder a trasladar sus cargos en escuelas de la Ciudad”, concluyeron.




Comentarios