Las intensas ráfagas que se registraron en la madrugada del viernes, provocaron que el Fokker F-28 quedara en posición de despegue.


En la mañana de este viernes, se dio a conocer que las intensas ráfagas que azotaron la ciudad en plena madrugada, no solo provocaron destrozos de árboles en plena ciudad, sino también que tumbaron a un avión que estaba estacionado en el aeropuerto de El Palomar.

Se trata del avión Fokker F-28, de la Fuerza Aérea, el ejemplar que amaneció este viernes en posición de despegue ya que el viento provocó un desequilibrio de la nave y causó que se tumbara.

Según explicaron en TN, el avión estaba sin carga, y sin combustible, por lo que el peso de las turbinas provocaron que el ejemplar se desequilibrara y que cayera “de cola”. Sin embargo, también aseguraron que a pesar del golpe, la nave no sufrió daños.

Por su parte, desde el Servicio Meteorológico Nacional comentaron que en el norte de la provincia de Buenos Aires, en la Ciudad y en Río de la Plata se registran tormentas aisladas. “Se prevé que, a partir de la noche de hoy y la madrugada de mañana, algunas lleguen a ser fuertes con abundante caída de agua en cortos períodos, importante actividad eléctrica, ráfagas intensas y ocasional caída de granizo“, indicó el organismo.




Comentarios