Reclamaron mayor presupuesto para los comedores y merenderos, nuevos puestos de trabajo y más planes sociales.


Después de varias horas de manifestación, organizaciones sociales levantaron los cortes en tres accesos a la Capital Federal (Liniers y los puentes Saavedra y Pueyrredón) y de a poco se va normalizando el tránsito.

Las fuerzas de seguridad desplegaron distintos operativos en varios puntos de la ciudad de Buenos Aires para evitar incidentes durante la masiva movilización que partió a las 16:00 horas desde la sede de la Unión Industrial Argentina (UIA), en avenida de Mayo y Lima, hacia la Plaza de Mayo.

Uno de los mayores puntos de concentración fue el Puente Pueyrredón, donde se esperó a un abudante grupo de manifestantes. Allí Gendarmería Nacional junto a otras cuatro fuerzas de seguridad (Prefectura, y la Policía Federal; de la Ciudad y la bonaerense), desplegaron la llamada “Supervalla”.

La supervalla impidió el paso a través del Puente Pueyrredón.

En ese marco, la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich indicó el lunes pasado que “hay objetivos de provocación” detrás de este tipo de movilizaciones, y reiteró que el Ejecutivo “no” va a “entrar en las provocaciones”. Aunque, sí buscó garantizar la circulación tanto en el Puente Pueyrredón como en la autopista Panamericana y en el acceso al aeropuerto internacional de Ezeiza.

Según TN, la única manera de cruzar el puente Pueyrredón fue en colectivo o a pie. Hubo una órden de desplegar el mecanismo de seguridad para evitar un encuentro cara a cara entre las organizaciones sociales y los efectivos de seguridad.

Los demás operativos fueron en el Puente Saavedra y Liniers junto a tareas de control en la autopista Panamericana y 147; la autopista del Oeste (a la altura del Hospital Posadas); en el peaje de Dock Sud y en el Puente La Noria. Ahora se concentrarán en el centro porteño, hacia la Plaza de Mayo.




Comentarios