El delincuente recibió un disparo en la cabeza.


Un ladrón murió baleado en la cabeza cuando asaltaba una verdulería en el partido bonaerense de La Matanza. El disparo que terminó con la vida del hombre fue efectuado -por error- por uno de sus cómplices, informaron fuentes judiciales.

El hecho ocurrió el lunes por la noche en la calle Carlos Encina al 900, de la localidad de Isidro Casanova, cuando tres delincuentes armados asaltaron a un verdulero de 39 años que estaba cerrando su negocio.

​En ese momento, uno de los ladrones efectuó un disparo contra el comerciante pero impactó en la cabeza de su compañero, que cayó al piso gravemente herido.

Según informaron fuentes policiales a Télam, los dos delincuentes escaparon corriendo, mientras que el hombre baleado fue trasladado de urgencia en ambulancia al Hospital Ballestrini, donde murió a raíz de las lesiones sufridas.

Al costado del cuerpo, personal de la Policía Científica secuestró una pistola Glock calibre 9 milímetros con el cargador colocado y una vaina servida del mismo calibre, por lo que el cómplice que disparó lo hizo con un arma similar. Además, se incautó una llave de un vehículo marca Volkswagen y un teléfono celular Motorola color negro.

El hecho es investigado por la Fiscalía Descentralizada 2 de Gregorio de Laferrere, Departamento Judicial La Matanza, que dispuso las diligencias de rigor para avanzar con la causa.





Comentarios