Los resultados preliminares concuerdan con lo declarado por el único detenido, un hombre de 43 años que dijo que habían ido al hotel a consumir drogas y charlar.


Ludmila, la adolescente de 16 años que falleció tras descompensarse en un hotel alojamiento de Vicente López no sufrió una muerte violenta ni tenía signos de haber sufrido un ataque sexual, según los resultados preliminares de la autopsia.

Los médicos forenses determinaron que la chica sufrió un “paro cardiorrespiratorio no traumático ad referendum de estudios complementarios”, es decir, que para determinar la causa de muerte se deberán realizar otros estudios, como los toxicológicos e histopatológicos, informó Télam.

El hotel alojamiento de Vicente López donde fue hallada la joven Ludmila, de 16 años.

De acuerdo a los peritos, no fue una muerte violenta y el golpe que la adolescente presentaba en la cabeza se debió a un convulsión. Según las fuentes, no hay signos de un ataque sexual ni otro indicio de violencia en el cuerpo, al tiempo que se realizarán hisopados para establecer su tuvo relaciones sexuales previas a su descompostura.

La fiscal de la causa, Lida Osores Soler, titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de Violencia de Género de Vicente López, aguardará los resultados de esos estudios complementarios para corroborar sus sospechas de que la muerte de la adolescente estuvo relacionada con el consumo de alcohol y cocaína.

Por su parte, el único detenido por el caso y quien llevó a la adolescente al hotel alojamiento donde se descompensó, Diego Lapichiero (43), declaró ayer al ser indagado por la fiscal Osores Soler.

Diego Lapichiero (Web)

El sospechoso admitió que ambos consumieron “alcohol y cocaína” que él mismo proveyó y que cuando ella comenzó a tener convulsiones él intentó ayudarla y pidió auxilio. También dijo que conocía a la chica desde hacía dos meses y que ella le reconoció que consumía drogas y alcohol, agregaron los informantes.

Tras la indagatoria, la fiscal Osores Soler solicitó a la Justicia de Garantías que ordene que el imputado continúe formalmente detenido por el delito de “homicidio con dolo eventual”, el cual prevé una pena de entre 8 y 25 años de cárcel.

En tanto, personal policial allanó el domicilio del acusado donde secuestró seis teléfonos celulares y una serie de envoltorios que se creen contienen dosis de marihuana y cocaína.

Hotel Costa Azul

La investigación se inició el sábado a la mañana, cuando desde el albergue transitorio Costa Azul, situado en la esquina de General Justo José de Urquiza y Juan Carlos Cruz, de Vicente López, se llamó a una ambulancia a raíz de que la chica que ocupaba una habitación con Lapichiero se había descompensado y sufrido convulsiones y un paro cardiorrespiratorio.

A raíz de lo sucedido, el albergue transitorio fue clausurado el mismo sábado ya que la ley prohíbe la entrada de menores de edad a este tipo de alojamientos.






Comentarios