Pertenecerían al comerciante Nicolás Amato y al despachante aduanero José Luis Guarneiro, ambos ya procesados por asociación ilícita, contrabando y lavado de dinero.


Al menos 38 autos de lujo y de colección fueron secuestrados por Gendarmería y Prefectura en Puerto Madero por orden judicial, en el marco de una mega causa por presunto lavado de dinero a través de lo que se denominó como “la mafia de los contenedores”.

El allanamiento fue ordenado por el juez Gustavo Meirovich, quien desde casi dos años lleva adelante la causa por lavado de dinero a través de importaciones realizadas con falsas Declaraciones Juradas Anticipadas de Importación (DJAI).

Los autos secuestrados . (Luciano Thierberger)

Según la investigación, una banda integrada por empresarios y funcionarios públicos de la Aduana eludieron el cepo cambiario y compraron grandes cantidades de dólares durante los últimos años del kirchnerismo en el poder.

Con la simulación de trámites de importación de mercaderías esta banda compraba dólares al precio oficial (de unos 9 pesos por unidad) y enviaba las divisas al exterior sin que se realicen las importaciones o las cambiaba en el mercado negro, en donde el “precio blue” cotizaba a 15 pesos.

Este procedimiento fue denunciado hace un año y medio por el titular de la Aduana, Juan José Gómez Centurión, quien comparó las listas de quienes hicieron trámites para conseguir dólares a cambio oficial con la lista de los productos importados.

De ese entrecruzamiento surgieron 55 personas y empresas autorizadas a comprar dólares para adquirir mercadería que finalmente nunca ingresó.

Los autos fueron trasladados por efectivos de Gendarmería. (Luciano Thierberger)

Los vehículos fueron secuestrados en el edificio Madero Center y fueron trasladados por efectivos de Gendarmería. Esos autos fueron parte de un “decomiso anticipado”, que sirve para preservar los embargos que se dispusieron junto a los procesamientos.

Según el expediente, los vehículos pertenecerían al comerciante Nicolás Amato y al despachante aduanero José Luis Guarneiro, ambos ya procesados por asociación ilícita, contrabando y lavado de dinero.

No obstante, dijeron fuentes judiciales a Vía País, los coches deportivos o clásicos de alta gama están inscriptos en el Registro Automotor a nombre de terceras personas que no tendrían que ver con la “mafia de los contenedores”.

Amato incluso, según declararon testigos en el caso, es dueño de un equipo de fútbol en Portugal. Los vehículos no son los únicos bienes encontrados sino también cuentas en el exterior, e inmuebles.

Los autos pasan a cubrir la suma de 5 mil millones de pesos que el juez trabajó como embargo a cada uno de los acusados en el marco de la investigación que tiene procesadas a más de 60 personas.

Entre los imputados se encuentran Sun Ju Hwang, alias “Mr Korea”, y el empresario Mariano Martínez Rojas, los dos “arrepentidos” en el marco de la causa.

Por la Corresponsalía de Buenos Aires.






Comentarios