Los pasajeros filmaron el momento en que una mujer se mueve extrañamente mientras el hombre recita oraciones.


Un escalofriante hecho sorprendió a quienes viajaban tranquilamente en el tren Sarmiento el miércoles a la mañana. Una mujer, que viajaba sola en un asiento doble, comenzó a moverse de forma extraña y a hacer sonidos raros con su boca. Fue entre las estaciones de Floresta y Villa Luro alrededor de las 11.

Los pasajeros que estaban a su alrededor reaccionaron y quisieron ayudarla, pero un hombre que viajaba en el mismo vagón se acercó corriendo y comenzó a realizar sobre la mujer una especie de exorcismo.

El pasajero, que vestía jeans y un pulover y que, según testigos, tenía una tonada extranjera, repitió una oración pidiendo al diablo que expulsara su espíritu maligno de la mujer, mientras ella se sacudía.

Luego la mujer se recostó en el asiento y comenzó a escupir, mientras el hombre seguía repitiendo: “Por el Espíritu Santo, camina por la boca en nombre de Jesús”, “Te vas y no volvés más. Vamos, camina por la boca, sal por la boca”, “Déjala libre por la sangre de Cristo que tiene poder”, entre otras frases que fueron captadas por los testigos, que también filmaron el impresionante momento.

Según relataron, poco después una mujer se acercó con una botella que aparentemente contenía aceite, que popularmente se relaciona con la expulsión de demonios y los exorcismos.

“Estábamos todos sentados en el tren, como todos los días, cuando una joven comenzó a presentar síntomas que parecían ser convulsiones. Quisimos ayudarla pero de pronto apareció un hombre y la agarró“, dijo un pasajero a Crónica. “No entendiamos qué estaba pasando. El hombre no dejó que nadie se meta. Le ponía la cabeza para abajo. Parecía que no quería que nadie la mire a los ojos. Si la mirábamos, algo malo podía pasar“, agregó.






Comentarios