Buscan que el gobierno municipal espere las medidas nacionales respecto a los subsidios para el transporte.


Este miércoles referentes de organizaciones sociales y gremiales reclamaron a la municipalidad de Bariloche la nulidad del decreto que autoriza la suba en el precio del transporte público. Autoridades de la comuna anunciaron que la tarifa mínima tendrá un valor de $35 pesos a partir del 1 de noviembre y de $41 desde febrero.

Transporte publico Bariloche

Se trata de un aumento del 30% autorizado por el intendente Gustavo Genusso luego de idas y vueltas con la empresa de transporte Mi Bus, que reclama desde mayo una suba debido al incremento de los costos.

En los últimos meses y tras audiencias públicas, que postergaron el incremento hasta después de las elecciones, finalmente se estableció el monto. Sin embargo, el conflicto no termina y este miércoles organizaciones y la Multisectorial por el Transporte Público tuvieron un fuerte enfrentamiento con funcionarios de la comuna.

La abogada del municipio respondió ante los pedidos de dar de baja la resolución y expresó: “Eso no va a ocurrir, la resolución del intendente ya se emitió y se acordó con las Juntas Vecinales”. Uno de los reclamos principales es que cuando Genusso inició su mandato en 2015 el boleto de transporte tenía un costo de $8 pesos y en los últimos cuatro años creció un 337,5%.

En este marco, el representante de las Juntas Vecinales, Máximo Calfuquier expresó la conformidad con la medida y se mostró molesto con el accionar de las organizaciones y los gremios, quienes aspiran a que el gobierno local espere las medidas nacionales de la próxima gestión respecto a los subsidios en el transporte. 




Comentarios