Guillermo Jaime, de 27 años, permanecerá cuatro meses en la cárcel mientras se investiga la causa. La víctima permanece internada en grave estado de salud.


La Justicia de Bariloche decidió imputar por intento de homicidio y detenerlo en el Penal N°3 de la ciudad a Guillermo Jaime tras atacar con un hacha en su cabeza a un hombre que se encuentra internado en grave estado de salud.

Según informó el diario Río Negro, el hombre de 27 años permanecerá detenido mientras se investiga la causa en Río Negro, tras la audiencia de formulación de cargos que se realizó este viernes, a cargo del juez de Garantías Juan Pablo Laurence.

El imputado permanecerá en el Penal N°3 por los próximos cuatro meses mientras se realiza la investigación. Hasta el momento, se reveló que la víctima tuvo pérdida de masa encefálica y sufrió traumatismos de cráneo.

Guillermo Jaime (web).

“El hacha ya estaba pintada”, dijo el abogado defensor Marcelo Álvarez Melinger, en respuesta a la fiscal Betiana Cendón, que había detallado previamente que la herramienta había sido pintada luego del ataque a Eduardo Equiza, de 42 años durante el pasado 26 de octubre en el barrio 29 de septiembre. Además, Melinger agregó que su defendido fue víctima de un asalto.

Según Cendón, el hecho ocurrió en la puerta de su vivienda, ubicada en calle 9 y Cacique Prafil durante las 7 y las 9 de la mañana, por lo que decidió acusarlo de homicidio en grado de tentativa.

Operativo que se realizó en Bariloche, que dejó a Jaime detenido (web).

Por otra parte, se confirmó que otra persona, que aún permanece prófuga, le dio golpes a Equiza, que luego recibió un hachazo en su cabeza por parte de Jaime. La víctima logró pedir ayuda a una vecina que inmediatamente alertó al 911.

Con respecto al estado de salud de la víctima, informaron que se encuentra internado en grave estado en un centro de salud, en donde le realizaron una craneotomía a causa de las lesiones.

Detención de Jaime (web)

Jaime fue detenido en su hogar el pasado jueves 31 tras un allanamiento que encabezó la fiscal Cendón en su casa. A su vez, la letrada añadió que sus vecinos sufren un importante temor hacia el agresor, por lo que decidió preservar el testimonio de dos testigos.

Tanto Jaime como su defensor, luego de la formulación de cargos, pidieron la prisión domiciliaria, luego de que la Justicia, según ellos, no tuviera en cuenta que podría haber sido víctima de un presunto robo.

Por último, se reveló que el imputado habría roto las pautas de conducta que se le establecieron en otra causa.




Comentarios