Además advirtieron que en caso de no llegar a un acuerdo peligraría el comienzo del ciclo lectivo tras el invierno.


Los sindicatos ATE, UPCN y UnTER rechazaron la nueva oferta salarial que se conoció ayer tras las reuniones de la Mesa de la Función Pública y de funcionarios de Educación con el gremio docente. En el Ministerio de Economía se reunieron el ministro de Gobierno, Luis Di Giácomo; la titular del Consejo de la Función Pública, Isabel Tipping; y Luis Vaisberg, funcionario de la cartera económica.

La Asociación Trabajadores del Estado (ATE) no aceptó la propuesta que “contempla un magro incremento del 7,5% en tres cuotas: 2% en julio, 2% en agosto y 3,5% en septiembre”. Desde la entidad indicaron que “el gobierno realiza análisis económicos fríos que no contemplan las verdaderas necesidades de los trabajadores”. Además, afirmaron que “esta estrategia del Ejecutivo pone en riesgo el proceso de diálogo que se ha sostenido durante el último año y medio”, advirtió el secretario general de ATE, Rodolfo Aguiar.

El gremio ratificó su pedido inicial del 12% de aumento y anticipó que “evaluará posibles medidas de fuerza en organismos provinciales. De no haber cambios, puso en riesgo el inicio del ciclo lectivo para la segunda mitad del año”. Asímismo, Aguiar advirtió: “Los tiempos para torcer esta política se acaban: se acerca la liquidación de los haberes de julio y no hay incremento previsto”.

Por la misma línea, UPCN consideró que la nueva oferta del gobierno es insuficiente y mediante un comunicado destacó que fue “difundida en medios como una ‘previa’ al estilo jugadores de fútbol”. A su vez evaluaron que “en estos primeros seis meses del año la inflación alcanzó el 20,56% mientras que los salarios apenas un 15% y en doce meses perdimos ya casi el 29%”.

Luis Rosas, secretario gremial integrante de Mesa Directiva indicó: “El gobierno niega la realidad de los agentes públicos, los trabajadores tenemos inmensas necesidades. Una gran franja de compañeros ya está debajo de la línea de la pobreza y eso es muy grave, porque además de tener trabajo, éste debe ser reconocido justamente”.

En este aspecto, el secretario de UPCN, Juan Carlos Scalesi aseguró que “este gobierno agrandó la brecha entre poderes, aplicó un feroz ajuste a nuestras espaldas sin siquiera considerar un porcentaje de ‘resarcimiento’ a fin de año para igualar los índices inflacionarios”.

Los trabajadores “queremos recuperar lo perdido, que además no es lo que deberíamos recibir, ya que los compañeros de los otros dos poderes perciben por el mismo trabajo el doble o más que nosotros”, indicaron desde UPCN. Según publicó Río Negro.






Comentarios