Desde el hospital Ramón Carrillo indicaron que la enfermedad podría reemerger en contextos de pobreza.


Bariloche registra un promedio de diez casos anuales de tuberculosis en el ámbito público y privado. La cifra se ha mantenido estable en los últimos tres años. “Es una enfermedad que se pensaba erradicada, pero está presente. Y en contexto de pobreza es una de las enfermedades con más posibilidades de reemerger”, explicó Gabriela Vazquez, coordinadora de la mesa local de trabajo de tuberculosis del hospital Ramón Carrillo.

En los últimos tres años, la Organización Mundial de la Salud (OMS) trabaja en prevención destacando que la enfermedad se vincula también a “las ciudades con mucha cantidad de gente donde hay posibilidad de cruzarnos con personas que tienen la enfermedad y enfermarnos también”. A nivel nacional, unas 11.527 personas fueron diagnosticadas con tuberculosis. La tasa es del 26,5% cada 100.000 habitantes. En el 2017, se registraron unas 706 muertes por tuberculosis.

“Ante cada caso, se rastrea a otras personas del entorno que puedan estar enfermas. El tratamiento dura seis meses y es curable. Por eso, se hace tanto esfuerzo en la adherencia de las personas al tratamiento”, indicó Vazquez. La tuberculosis suele detectarse por una tos crónica que dura más de 15 días. Puede estar acompañada de fiebre, sudoración nocturna y disminución de peso.

“No distingue edad. Por lo general, no se da en niños y sí más en el adulto joven o mayor. Y en general, nos da bastante cantidad de bacilos en cada muestra. Eso significa que muchos casos llegan en estadíos avanzados”, agregó Vazquez. Según publicó Río Negro.




Comentarios