Emotivas historias surgen de Bahía Blanca e involucran a niños que lejos de pensar en sí mismos, se preocupan por los demás. Ésta fue la idea de una niña de 7 años llamada Giuliana, que decidió con los 700 pesos que recibió en su cumpleaños, comprar alimentos para donar.

La pequeña fue acompañada por su papá y compró verduras para llevarlas al comedor Dar es Dar. Además, les agregó facturas y una carta.

CARTA: “Te cuento que para mi cumple me regalaron $700 y mi mamá me dijo que piense bien en qué gastarla. Yo me quería comprar muchas golosinas, pero lo pensé bien y decidí gastarla en algo importante para mí. Pensé en el gran trabajo que hacés ayudando a la gente. Me pone muy triste que mucha gente no tenga un platito de comida en sus mesas, por eso compré estas verduras. Es poquito, pero lo hago con amor y en algo ayudo”, dijo.

La organización comunitaria ante tan lindo gesto hizo una publicación en su red social Facebook. El comedor apostado en calle Pablo Richieri al 600, brinda asistencia alimentaria a cerca de 150 familias en situación de vulnerabilidad de los barrios Villa Caracol, San Blas, Rondeau y Noroeste.

Comienza así:

“Viste cuando piensas que ya lo vistes todo?!!! buenoo no! Yo creo que esta pequeña es un ángel... Hoy llega Giuly y me dice Sol te traje esto con mi papá, y me trae dos bolsas con verduras, papas, cebolla, zapallitos, una bandeja con facturas y una carta. Cuando leí esta carta mis ojos y la de mis hijas se llenaron de lagrimas !! por qué ella con 8 años piensa mas que cualquier adulto. Le regalaron para su cumple 700 pesos y decidió comprar verduras para que nosotros cocinemos !!!”, indicó el post.