No sesionaron los concejales del Frente de Todos y la concejal Gabriela Schieda, integrante del bloque unipersonal Arturo Illia. Pidieron 60 días de congelamiento.


Dos bloques decidieron no bajar a sesionar y no hubo quórum para tratar el aumento del boleto de colectivo en la sesión del Concejo Deliberante. Los 11 ediles del Frente de Todos y Gabriela Schieda, se unieron en la decisión y el debate quedó trunco.

De esta manera el oficialismo no logró las condiciones necesarias para tratar el incremento del 29% para la tarifa plana del boleto de colectivo, que pasaría a costar 38,45 pesos.

En una accidentada mañana en el recinto del deliberativo. Estaba previsto comenzar a las 11, pero la protesta de artistas locales hizo que se realizara un cuarto intermedio para debatir el proyecto “Cultura Abierta”, que finalmente tampoco se analizara.

Los integrantes de los bloques que no bajaron a sesionar solicitaron un congelamiento por 60 días y la eliminación de la cláusula gatillo que tenía previsto un aumento automático en julio.

Desde el oficialismo se mostraron sorprendidos y aseguraron que en las reuniones de labor previas el Frente de Todos había acordado tratar la actualización de la tarifa y también el Presupuesto 2020.

Sin tratamiento para el aumento del boleto de colectivo

Las nuevas tarifas propuestas con un 29 % de aumento serían: quienes utilizan 80 pasajes al mes, 21,15 pesos; entre 60 y 70, 28,82; entre 40 y 59, 32,68; y entre 20 y 39, 34,61.

Por otra parte el ticket para la línea 520 que une Bahía Blanca y Cabildo, costaría 73,40 pesos.

Se deberá convocar a una nueva sesión extraordinaria para tratar el Presupuesto 2020 y el valor del boleto. 




Comentarios