"Nosotros no tenemos la culpa si hay desabastecimiento, acá nos vamos a quedar lo que sea necesario", sostuvo el secretario adjunto del gremio Camioneros.


Este jueves, la entrada de la planta de Coca-Cola situada en la ciudad de Bahía Blanca, estuvo copada por representantes del gremio de camioneros, quienes pidieron el inmediato pago de sueldos adeudados.

Según informaron desde el gremio a La Brújula, se trata de un paro en inmediaciones de la firma que se encuentra en Grünbein, “porque la empresa decidió no pagar los salarios de los empleados”.

Miguel Trecco, Secretario adjunto del gremio Camioneros

El secretario adjunto del gremio, Miguel Trecco sostuvo que “no se moverán hasta que los 64 trabajadores que están afuera cobren lo que corresponde”.

Según, Trecco la empresa tomó la decisión porque “no tuvieron ventas”, a lo que añadió que “los camiones estaban trabajando con normalidad”.

Para culminar, el sindicalista agregó “nosotros no tenemos la culpa si hay desabastecimiento, acá nos vamos a quedar lo que sea necesario”.






Comentarios