Conmoción en el Matías Almeyda Trainig Center, el centro de entrenamiento del técnico azuleño Matías Almeyda en Texas, Estados Unidos. El último domingo, un hombre entró al predio con un arma y mató a tiros a su ex esposa embarazada y al novio de la misma, mientras sus hijos disputaban un partido de fútbol.

De acuerdo a las fuentes policiales, en el lugar había cerca de cien personas que estaban viendo un partido de fútbol. El hombre baleado, de 35 años, murió al instante, mientras que la ex mujer del asesino, de 28 años, y el bebé que llevaba en su panza fallecieron en un hospital. Tras cometer ambos asesinatos, el agresor fue encontrado muerto por la policía con un balazo en la cabeza.

“Estaba en el banco viendo el partido. Escuché el primer disparo y miré a mi alrededor para ver qué pasaba. Pensé que se había estrellado un coche o que había explotado una rueda o algo así. Vi que el tipo cogía la pistola y empezaba a disparar a la mujer y al hombre”, expresó en declaraciones a Telemundo Ángel Guerrero, jugador de fútbol y testigo de la tragedia.

“Nuestros corazones y oraciones están con las familias involucradas en la tragedia ocurrida el domingo por la mañana. Si usted o alguien que conoce puede estar sufriendo abusos domésticos, por favor no dude en pedir ayuda”, expresaron desde la cuenta oifical de la academia en las redes sociales después de la tragedia.

Hasta el momento, el entrenador azuleño no hizo referencia a lo sucedido en ninguna de sus redes sociales.