Luego de la carta abieta difundida por los padres de los egresados de la promo 2020, un grupo de familiares fue recibido en el municipio para pedir la posibilidad de realizar un acto de fin de año y entrega de medallas a los chicos.

"En principio evaluaremos este pedido, en este punto será necesario el acuerdo acerca del protocolo estricto que deberá aplicarse en el caso de que se implemente la actividad solicitada", afirmó el jefe de gabinete, Alejandro Vieyra, y agregó: "Asimismo deberemos enviar a Provincia esta solicitud y el mencionado protocolo para que el gobierno bonaerense autorice esta modalidad".

En su petitorio, los padres explicaban que "se acerca el fin de año, y no quisiéramos que tengan que renunciar también a su Acto Académico. Sabemos que es difícil, pero además sabemos que si se puede armar un protocolo para abrir un Bar o un restaurante, tranquilamente puede armarse uno para la entrega de sus medallas… Ese acto emocionante, cargado de simbolismos, en el que se cruza una línea invisible hacia un futuro de adultez y responsabilidad individual… Dentro de las escuelas, en el patio, o al menos en las calles aledañas a ellas. Una cuadra tiene 80 metros y dos veredas. Podrían cortarse las calles en las esquinas y ubicarse tranquilamente los alumnos de un curso por turno, con sus familias, respetando los dos metros de distancia… Ingresar cada joven con sus padres, a ver sus aulas por última vez, sacarse una foto, y dar por terminado el ciclo de una manera más feliz".