"Se trata de una acción inédita de PAMI, que una obra social elabore con dos profesionales de la salud, en este caso terapistas. Es un hecho inédito porque es la obra social que se va a hacer cargo de los profesionales para que el sanatorio pueda trabajar en plenitud. Esto es un trabajo articulado con el Círculo Médico, con el directorio del Sanatorio y todos los profesionales de salud para entender la problemática y ver cuál era el mejor paliativo. La reapertura del sanatorio es fundamental porque cuenta con 42 camas y cinco de terapia intensiva, y significa descomprimir lo que está padeciendo el Hospital Pintos y sus trabajadores", afirmó el titular de la UGL XXX de PAMI, Nelson Sombra, en conferencia de prensa.

Sombra, que estuvo junto a la Lic. Mariela Bianco y el Dr. Hernán Combessies, anunció detalles de la llegada de los dos terapistas que permitirán la reapertura del centro privado de salud. "Estamos muy felices pero entendemos que esto no es la solución completa. Hemos logrado que estén por el lapso de un mes en nuestra localidad y como comunidad tenemos que asumir el compromiso de que una vez que se retiren estos terapistas el sanatorio tiene que quedar abierto y con la capacidad de atención", afirmó el funcionario que informó que los profesionales llegarán a la ciudad "entre miércoles y jueves".

Por último, el director regional de la obra social de los jubilados afirmó que "es fundamental que el sanatorio pueda atender COVID. El PAMI también le dará 80 mil pesos si un afiliado o afiliado tiene que internarse. Las autoridades de Región Sanitaria pondrán a disposición un programa por afuera de PAMI para que la clínica tenga un refuerzo económico por si tiene un caso que no es de la obra social. Lo que queda claro es que estos médicos no van a atender solo a nuestros afiliados, sino a toda la comunidad".