A través de las redes sociales, los profesionales de la guardia hicieron un fuerte pedido a las autoridades y a la comunidad en medio de la pandemia.


Nosotros, los médicos de la Guardia de Emergencias de nuestro Hospital Pintos, les queremos comunicar que seguimos de pie, en la lucha, que esto no ha terminado, que estamos atravesando el momento más complejo de la Pandemia y esto impacta fuertemente en nuestro sistema de salud. Así, cada día ,vemos llegar más pacientes agotados por falta de oxígeno o hipo-tensos y nuestras manos ya no alcanzan, nuestras almas se agotan y las camas para ofrecer ya no se ven porque no las hay.

Es muy triste para los que estamos de este lado, desde esta caja de cristal a donde creen que nada pasa …observar las historias más tristes, familias destrozadas por la falta de sus seres queridos que ya no volverán a ver. Hemos aprendido a subsistir, a escuchar más, a volver para atrás cuando ya nos íbamos porque nuestros compañeros no llegan.

A este ritmo, es muy probable que muchas guardias queden con un solo médico, ya por demás agotado para todo lo que implica el Servicio de Emergencias, que hoy prácticamente se llama COVID. Casi el 80% de las patologías que atendemos forman parte de este grupo y requieren asistencia. Asimismo aumentaron otros eventos como las crisis hipertensivas, los infartos, los suicidios y las crisis de pánico. Las salas respiratorias han pasado a ser salas de COVID y pacientes sospechosos, pero conseguir una cama es casi una odisea. Hemos absorbido al Sanatorio en su totalidad además de nuestras zonas aledañas como Chillar y Cachari.

Hoy no alcanzamos a cubrir las Guardias. Nuestra Jefa ha llegado a realizar 36 hs seguidas para ¨cubrir huecos¨, y así poder resolver los espacios de los médicos infectados y aislados. Para ponerlo en números: de los 14 turnos de guardia de 12 hs que conforman la semana tenemos tres sin NINGÚN médico asignado y tres con solo 1 médico. En cuanto al personal médico tenemos 4 compañeros con licencia desde el inicio de la pandemia, una renuncia por ingreso a residencia , una médica que se fue a su ciudad ,una licencia por embarazo, y otra compañera con pase a otro sector. Eso significa, de base, 8 profesionales menos. Hoy además tenemos 3 compañeros aislados por tener COVID o por sospecha. Por todo esto, nosotros nos preguntamos ¿cómo hacer? Como se sostiene un sistema de está manera?

Nuestras familias nos esperan cada día, nuestros hijos, padres y abuelos a quienes tenemos que contener, hacer felices y hacer creer que todo está bien.

Necesitamos más manos. Les pedimos a las autoridades y a la comunidad que nos apoyen para que podamos estar a la altura de las necesidades de este momento. También apelamos a todos nuestros colegas que, más allá de su especialidad, nos puedan ayudar a sostener esto. Todos podemos dar una gran mano en una situación como esta. Les rogamos que no solo nos miren, sino que también nos vean.

El silencio detrás de las máscaras muchas veces es abrumador, se nos caen las lágrimas cuando vemos que un paciente se nos va, se nos agotan nuestras fuerzas y al otro día ,como un milagro, volvemos a estar de pie para ayudar


En esta nota:

Azul Coronavirus Salud


Comentarios