El hermano del joven que murió en Tapalqué tras recibir un tiro del padre de su amigo pide que el acusado pase "mucho tiempo en la cárcel para que se pueda dar cuenta de lo que hizo".


“Por momentos todavía siento que es una pesadilla de un mes, en la que quisiera volver a ese sueño y decir: sigo durmiendo y no pasa nada”, asegura Juan Echegaray, el hermano de Tomás, el joven de 26 años que fue asesinado el domingo 5 de julio por Néstor Hirtz, el papá de su amigo, cuando llegó a la casa de este en Tapalqué y le pegó un tiro. A un mes del crimen, cientos de personas marcharon en Tapalqué en silencio, con velas y con una consigna unánime: Justicia por Tomi.

“Queremos agradecerle a toda la gente de Tapalqué el cariño que nos viene manifestando, y que nos acompañan en cada cosa que queremos hacer sobre Tomi. Aquel primer domingo que mi hermano ya no estaba convocamos prender una vela en cada casa y fue algo increíble porque era todo el pueblo con una vela en su puerta”, cuenta el hermano de Tomás, en diálogo con Vía Azul.

Mirá también: Multitudinaria marcha para pedir justicia por la muerte Tomás Echegaray

El último miércoles se cumplió un mes de la muerte de Tomás y muchos vecinos de Tapalqué formaron parte de la marcha. ¿Cómo lo vivieron?

Con mi familia veníamos pensando que algo teníamos que hacer cuando llegara el mes de la muerte de Tomi. Por la pandemia sabíamos que iba a ser complicado, pero hablé con la gente del municipio de Tapalqué y accedieron rápidamente con la condición de que lo hiciéramos con distanciamiento y tapabocas. Nosotros sabíamos que mucha gente nos iba a acompañar porque así nos pasa cuando hacemos una publicación, o van a la casa de mamá, o nos mandan mensajes y nos llaman. Tomás era un pibe super social, muy querido con todos sus vínculos. Los de fútbol, los de la peña del auto de carrera, con sus amigos, la escuela, la familia y toda la gente que nos conoce a todos nosotros, y también gente que no es allegada pero que se une en este pedido de justicia, tristeza y dolor. Por eso sabíamos que iba a ir bastante gente, y decidimos juntarnos en el centro sin tener mucho planeado. Estábamos con las banderas de Justicia por Tomi y Todos Somos Tomás, y empezó a llegar gente y decidimos dar una vuelta a la plaza. Habíamos convocado a la gente a llevar una vela el que quisiera y fue tremendo porque yo iba adelante llevando una de las banderas y al mirar para atrás y ver todo el acompañamiento de la gente, con sus velas, las familias enteras, todos en silencio la verdad que fue un mimo muy grande que recibimos. Nos llena de fuerzas y energía para seguir luchándola. Obviamente que a Tomi nada lo va a volver, pero queremos que se haga justicia y que no quede en la nada, y ese es el temor que tenemos, que le den la domiciliaria al asesino o que pueda salir la excarcelación. Hasta que no esté firme es complicado, es una situación de mierda.

Masiva marcha en Tapalqué para recordar a Tomás Echegaray.

¿Cómo ve el el avance de la justicia en la causa?

El fiscal y el juez de garantías vienen trabajando muy bien y muy rápido. Nuestro pedido de justicia no es contra ellos, sino todo lo contrario. Siempre está el temor de que con dinero o con contactos en algún eslabón de la justicia pueda interferir. Pudimos conocer al fiscal Marcelo Fernández y la verdad que tuvimos una impresión muy buena, muy positiva. Nos ha dado la confianza de que por ahora la justicia está actuando y lo está haciendo rápido.

¿Qué relación tenían con la familia de Néstor Hirtz?¿Había una amistad?

A Néstor lo conocía de acá del pueblo, pero relación ninguna. Eso está bueno aclararlo, las familias no tenían amistad. Tomi era muy amigo de Santos, que es el hijo varón más grande, desde el jardín, ellos se criaron juntos. Cuando Santos se va para Capital y Tomás vuelve a Tapalqué se hace más amigo de Estanislao, que es el más hijo chico. Ahí se hace más habitué de la casa de Néstor porque vivía con Estanislao, pero las familias no pasamos ninguna fiesta juntos, ni compartimos nada. Solamente Tomi era amigo de los chicos y compartía cosas con Néstor porque Estanislao vivía con él.

Después de la muerte de Tomás, ¿volvió a hablar con ellos?

Los chicos fueron ese mismo día a la tarde a la casa de mi vieja, pasaron a saludar las dos hijas y Estanislao. Santos estaba en Buenos Aires y no sé si ese día llegó a ir, o por lo menos yo no lo ví. En esa semana después vino un día a saludar, pero después de eso se cortó todo porque nosotros pensábamos que Néstor iba a declarar, y que iba a decir todo en lo inmediato. “Yo me equivoqué¨ o lo que sea, y al final el tipo no declaró e hizo todo más largo. Yo en lo personal dije no los quiero más en mi casa, la verdad que pensé que iban a actuar de otra forma y ahí se cortó la relación.

Juan y Tomás Echegaray.

¿A Hirtz le gustaría decirle algo?

No tengo nada para decirle, no tengo nada para decirle. A él, nada.

Mirá también: Trasladaron a Sierra Chica al acusado de la muerte de Tomás Echegaray

¿Qué esperan de la justicia?

Para nuestra familia lo que sería justicia es que él quede en prisión hasta el juicio, y que en el juicio se mantenga la carátula de homicidio simple y agravado por uso de arma y dolo eventual. Y ahí el jurado o los jueces dirán la cantidad de años y la pena que le dan. Sabemos que son entre 8 y 25 años, y por mi parte, en lo personal, que tenga que pasar mucho tiempo en la cárcel para que se pueda dar cuenta de lo que hizo.

¿Qué sintió cuándo leyó que Hirtz declaró que le había pegado un tiro por error a su hermano?

Se sabe, y a raíz de todo esto pudimos aportar un montón de testimonios, que él estaba todo el día con las armas. Él tenía un arma en su casa y una arma en la camioneta, convivía con las armas cargadas a diario. Hay un montón de testimonios de personas que lo vieron disparar al suelo o al aire. Era un tipo que continuamente estaba con armas y era parte de su vida. No terminamos de entender lo que quiso hacer porque el tipo sabe muy bien manejar un arma. Si vos tenés un arma cargada y la tenés gatillada lo único que queréis hacer es disparar. Para nosotros es un asesino, no tiene otra calificación. El podrá decir que quiso hacer una joda pero a mi hermano lo asesinó, no le dio chance de defenderse ni de nada. Tomás golpeó la puerta y recibió un disparo, así de clarito. Nuestro pueblo es un pueblo chico, es un pueblo hermoso y tranquilo en el que no hay necesidad de vivir armado como vivía este hombre. No hay ninguna amenaza como para andar con dos pistolas cargadas todo el día, no es algo normal cómo actuó este hombre y queremos que se haga justicia porque queremos seguir viviendo en un pueblo tranquilo. Más allá de que a Tomi no lo vamos a tener entre nosotros, queremos que cumpla los años que tenga que cumplir para que se de cuenta de lo que hizo. Y que no se trate de minimizar el hecho que él hizo, que el asesinó a mi hermano y es un homicida. No tiene otra calificación, más allá de que el quiera decir que lo sentía como un hijo, o que las familias eran allegadas. Son todas cuestiones que está queriendo plantear la defensa de él que son todas mentiras. Las familias no eran amigas y si el hubiera sentido que Tomás era como un hijo tendría que haber declarado y decir “yo soy el culpable”, y listo. No esperar más de un mes para que la defensa pueda organizarse y tener otro tipo de estrategia.

¿Qué recuerda de la madrugada del crimen? 

Yo estaba durmiendo y me llamaron dos y media de la mañana. Cuando me enteré que había recibido un disparo de Néstor no entendía nada. Fuimos con mi vieja atrás de la ambulancia y recibimos la noticia que Tomi había fallecido allá en Azul, y después esa mañana fue toda una locura pensar que el padre de un amigo había matado a mi hermano. No entraba en la cabeza porque yo estaba durmiendo y me entero que Tomi estaba grave por un tiro, me desperté de esa forma. Por momentos todavía siento que es una pesadilla de un mes en la que quisiera volver a ese sueño y decir sigo durmiendo y no pasa nada.

¿Cómo elige recordarlo a Tomás?

Tomi era una persona muy alegre, siempre con una sonrisa en la casa, siempre positivo, para adelante. Era muy compañero, nunca te iba a dejar en banda, a nadie. De ir a todos lados, de tratar de estar si era el cumpleaños de mi sobrina que está en La Plata, o de venir a Tapalqué para el cumpleaños del hijo de una prima. Si tenía un amigo en Crotto iba a Crotto, si tenía un amigo en Azul iba a Azul. La verdad que era una persona espectacular, un compañero terrible. La verdad que por ahí cuando falta alguien, un ser querido, te das cuenta la calidad de tipo que es y hoy de alguna forma te arrepentís de no haber vivido un montón de otros momentos. Gracias a Dios pude compartir toda su infancia, jugar al fútbol con él, compartir su adolescencia, mi casamiento. Es el padrino de mi hija, no hay otro adjetivo para calificarlo. La pérdida de un hermano es algo muy doloroso, te duele el alma, te duele todos los días. Se aparece en todos lados, está en todos lados. Yo creo que le arrebataron la vida, tenía mucho más para vivir. Solo 26 años y mucho por delante




Comentarios