Ocurrió en la madrugada del lunes. El dueño del inmueble terminó hospitalizado y se quemó gran parte del departamento.


En la madrugada del lunes, un tandilense se quedó dormido con una vela encendida en su departamento ubicado en la calle Yrigoyen al 800 y todo terminó con gran parte de la vivienda incendiada.

Cerca de la 1.50, alguien llamó a los bomberos, quienes se dirigieron hasta el lugar y se encontraron con el dueño de la casa arriba del techo y las llamas en la puerta de la vivienda.

Mario Ricardo Ismael Baldovino le explicó a los bomberos que se había dormido con una vela prendida que terminó desencadenando el fuego. Los agentes cortaron la luz y el gas para evitar una tragedia y lograron controlas las llamas.

“Todo lo que es heladera, mesa, silla, muebles, habitaciones y sobre todo cocina y comedor”, relató el inspector Espíndola al diario El Eco de Tandil sobre el estado calamitoso en el que quedó el departamento.

El dueño de la vivienda fue hospitalizado por inhalación de monóxido de carbono en el Hospital Ramón Santamarina.

Fuente: El Eco




Comentarios